UGT alerta de las consecuencias de la crisis en los colectivos menos integrados en el mercado de trabajo

LOGROÑO, 17 (EUROPA PRESS)

La Unión General de Trabajadores de La Rioja alertó hoy acerca de las consecuencias que la crisis económica está teniendo en los colectivos menos integrados en el mercado de trabajo como son los trabajadores jóvenes que buscan el primer empleo y los trabajadores inmigrantes.

"La destrucción de empleo, que tan agudamente se ha venido produciendo en los últimos meses, ha afectado a la mayoría de los sectores productivos y por tanto, a todos los colectivos de trabajadores sin exclusión ninguna, pero sus consecuencias se hacen más evidentes entre aquellos cuyo soporte social es menor, como inmigrantes y jóvenes, quienes tienen reconocidos menor protección social como consecuencia de un menor historial en la vida laboral y una red social de apoyo más endeble", apuntó el sindicato en un comunicado.

Así por ejemplo, en La Rioja, el paro entre los más jóvenes, personas con menos de 25 años, ha aumentado un 85,75 por ciento entre marzo 2008 y marzo de 2009 (últimas cifras publicadas por el Gobierno de La Rioja), cifra que ralentiza el proceso de emancipación de los jóvenes riojanos y rompe el proyecto vital de las personas. Esta situación perjudica especialmente a jóvenes sin cualificación laboral, que habiendo abandonado el ciclo educativo, decidieron incorporarse al mercado de trabajo en tiempos de bonanza económica.

Entre los trabajadores extranjeros, la cifra total asciende a los 5.123 parados, un 116 por ciento más que en el año anterior, y suponen un 25,47 por ciento del total del paro registrado. Por sectores, el desempleo aumentó en mayor proporción en la industria y la agricultura, con aumentos en torno al 200 por ciento.

Entre los inmigrantes, el apoyo social es mucho menor al carecer en su mayoría de un soporte familiar que ayude a superar las dificultades económicas. Actualmente, el pago de la vivienda y de los préstamos hipotecarios se configura como el principal problema entre este colectivo, altamente endeudado a lo largo de los años de expansión económica.

Por ello, UGT demanda, "no sólo un compromiso claro de la administraciones públicas para superar la crisis con medidas económicas oportunas, sino también el establecimiento urgente de medidas de políticas activas de empleo que favorezcan la inserción laboral de los trabajadores así como de prestaciones sociales específicas para los colectivos con mayor precariedad laboral y social".

Igualmente quiere incidir en la "precaución que desde las administraciones públicas se debe tener a la hora de elaborar discursos públicos que pongan en riesgo la estabilidad social de unos colectivos, que son, precisamente, los mayores perjudicados de la situación actual", concluyó UGT.