Un 52,21 por ciento de parados andaluces tienen pocas o muy pocas posibilidades de salir del desempleo

SEVILLA, 9 (EUROPA PRESS)

Unas 350.097 personas, el equivalente al 52,21 por ciento de los 796.467 desempleados andaluces que estaban registrados en el Instituto Nacional de Empleo (INEM) a finales de abril tenían pocas o muy pocas probabilidades estadísticas de encontrar un empleo, según el índice de ocupabilidad de los parados registrados que elaboró el Ministerio de Trabajo y que recogió Europa Press.

Este índice refleja que el 14,21 por ciento de los desempleados andaluces inscritos en el INEM (113.154) tenían muy pocas posibilidades de encontrar un puesto de trabajo, mientras que para el 29,75 por ciento (236.943 parados) las probabilidades eran bajas.

Para el 38 por ciento de desempleados andaluces en abril (302.625 personas) las probabilidades eran medias, mientras que sólo un 18,05 por ciento (143.745) tenían altas posibilidades de ocupabilidad.

El porcentaje del 52,21 por ciento de personas con pocas o muy pocas posibilidades de salir del paro en Andalucía es superior que a nivel nacional, donde el 38,18 por ciento de los más de 3,6 millones de desempleados registrados a finales de abril tenían pocas o muy pocas probabilidades estadísticas de encontrar un empleo.

A nivel nacional, en general, las posibilidades de salir del paro son menores para las mujeres, los inmigrantes, los trabajadores de mayor edad, los que tienen menor nivel de estudios, los demandantes de más antigüedad y los perceptores de prestaciones, especialmente los que cobran ayudas asistenciales, subsidios para mayores de 52 años y la Renta Activa de Inserción (RAI).

Cuanto más amplio es el ámbito territorial de búsqueda de empleo, más probabilidades hay de encontrar un puesto de trabajo. Así, el ámbito geográfico de búsqueda, y la antigüedad de la demanda son factores fundamentales para determinar la ocupabilidad de los desempleados.

POR COMUNIDADES

Por comunidades autónomas, Navarra sigue presentando el porcentaje más alto de desempleados que tienen una alta ocupabilidad. En esta región, uno de cada tres parados es altamente ocupable, es decir, que tiene más posibilidades estadísticas de salir del desempleo.

Les siguen Madrid, País Vasco, Cantabria, Comunidad Valenciana y Asturias, donde algo más de uno de cada cuatro desempleados tienen más probabilidades de abandonar las listas del INEM. En Baleares, la ocupabilidad es alta para uno de cada cinco parados.

En el resto de comunidades, el porcentaje de parados altamente ocupables ni siquiera alcanza el 20 por ciento. Las cifras más bajas corresponden a Ceuta, Aragón, Cataluña, Murcia y La Rioja, donde apenas uno de cada diez parados tienen muchas posibilidades de salir del desempleo.