9 en Vilaboa por el despido de 12 compañeros

PONTEVEDRA, 8 (EUROPA PRESS)

Trabajadores de Valoriza volvieron a provocar retenciones kilométricas, por segundo día consecutivo, en el peaje de la AP-9, entre Vigo y Pontevedra, a la altura de Vilaboa (Pontevedra), como medida de protesta contra el despido de 12 compañeros. Para reclamar su readmisión, los empleados accedieron a las cabinas con sus vehículos para pagar el peaje con monedas de un céntimo.

En representación del comité de empresa, Xaquín Agulla, de la CIG, destacó el "gran despliegue policial" de la Guardia Civil, con más de tres patrullas, que regularon el tránsito de vehículos, "levantando incluso las barreras para que los conductores pasaran gratis", aseguró Agulla; una medida contra la que el representante sindical no mostró ningún rechazo y por la que mostró su "satisfacción" como medida extraordinaria.

Por otra parte, Agulla calificó de "abusivos y desproporcionados" los servicios mínimos del 80 por ciento establecidos desde la Subdelegación del Gobierno en Pontevedra, argumentando que los trabajadores despedidos suponen el 25 por ciento de la plantilla de la empresa, adjudicataria del servicio de mantenimiento de la AP-9.

En cuanto a la situación de la negociación laboral con la empresa, el representante del comité se mostró disconforme con la propuesta económica de la empresa, que ofrece "rebajar los despidos de 45 a 35 días por año trabajado, y aún así abierto a negociar", explicó Agulla, quien establece como condición principal la readmisión de los operarios.

Así, desde el sindicato seguirán apostando por la "imaginación" a la hora de exponer sus reivindicaciones y no descartan repetir acciones "por sorpresa" como la de estos dos últimos días. Pese a los atascos, en los que se ven involucrados cientos de vehículos que circulan entre Pontevedra-Vigo y viceversa, Xaquín Agulla afirma que perciben la "solidaridad" de la ciudadanía.

El portavoz sindical calcula que en esta última protesta participaron unos 60 trabajadores, que ataviaron sus vehículos con carteles y lemas contra la política de personal de Valoriza.