ArcelorMittal descarta despidos forzosos en España y espera no aplicar un ERE

  • Madrid, 13 feb (EFE).- El director general del grupo siderúrgico ArcelorMittal , Gonzalo Urquijo, afirmó hoy que no va a haber despidos forzosos en su plantilla de España y que esperan no tener que aplicar ningún expediente de regulación de empleo (ERE) temporal, aunque todo dependerá de la evolución de la demanda.

ArcelorMittal descarta despidos forzosos en España y espera no aplicar un ERE

ArcelorMittal descarta despidos forzosos en España y espera no aplicar un ERE

Madrid, 13 feb (EFE).- El director general del grupo siderúrgico ArcelorMittal , Gonzalo Urquijo, afirmó hoy que no va a haber despidos forzosos en su plantilla de España y que esperan no tener que aplicar ningún expediente de regulación de empleo (ERE) temporal, aunque todo dependerá de la evolución de la demanda.

En un encuentro con medios, Urquijo explicó que el deseo de la empresa es que no haya que parar los altos hornos de Asturias ni aplicar un ERE temporal, pero dependerá de la evolución de los pedidos para el segundo trimestre.

"Las plantas españolas son eficientes y esperamos que el segundo trimestre haya menos stock y se anime la demanda", dijo Urquijo.

No obstante, apuntó que hay que ser "prudentes y realistas", porque el primer trimestre va a ser "muy duro" y, si el mercado no se anima, se verán "abocados a parar instalaciones y hacer un ERE temporal", subrayó.

El directivo de ArcelorMittal, que cuenta con una plantilla de unas 13.000 personas en España, afirmó que por el momento 416 trabajadores se han acogido al programa de bajas voluntarias para 600 personas y dijo que la compañía no prevé despidos forzosos ni tiene ningún plan "B" de recorte de empleo más drástico.

La producción de las plantas españolas cayó un 38 por ciento en planos y un 50 por ciento en largos en el cuarto trimestre, una tendencia que se mantendrá en el primer trimestre de 2009.

Por zonas, la producción de acero del País Vasco se redujo un 15 por ciento en 2008 con respecto a 2007 y la de Asturias un 5 por ciento, y aunque la compañía mantiene su programa de inversiones y sus proyectos para España, Urquijo reiteró que se han aplazado algunas decisiones.

El directivo reconoció que en los últimos meses la salida de stock ha sido más lenta de lo previsto a causa de la fuerte caída del consumo, acrecentada por los problemas de financiación que sufren empresas y particulares.

Urquijo destacó que la empresa está haciendo "esfuerzos" en muchos sentidos y, así, se ha reducido a la mitad el reparto de dividendo para 2009 y, tanto el Consejo de Administración como los principales ejecutivos, recortarán sus sueldos este año.

En cuanto al impacto de la desaparición de las tarifas eléctricas -la denominada G4 para grandes industrias se extinguió en diciembre-, los directivos de la firma calculan que el cambio ha supuesto un incremento del 10 por ciento en sólo dos meses, un 5 por ciento al mes.

Urquijo se mostró confiado en poder resolver este tema, ya que de lo contrario se pondría a las plantas españolas en una situación "complicada" de competitividad.