Brasil perdió en enero más de 100.000 puestos formales de trabajo

  • Río de Janeiro, 19 feb (EFE).- Brasil perdió en enero pasado un total de 101.748 empleos formales como consecuencia de los efectos de la crisis financiera internacional, informó hoy el Ministerio de Trabajo.

Brasil perdió en enero más de 100.000 puestos formales de trabajo

Brasil perdió en enero más de 100.000 puestos formales de trabajo

Río de Janeiro, 19 feb (EFE).- Brasil perdió en enero pasado un total de 101.748 empleos formales como consecuencia de los efectos de la crisis financiera internacional, informó hoy el Ministerio de Trabajo.

El número fue muy inferior al de diciembre, uno de los peores meses para el empleo en la historia del país, ya que los despidos superaron a las contrataciones formales en 654.946 puestos.

El recorte de enero contrastó con los resultados del mismo mes del año pasado, cuando el país generó 143.000 nuevos puestos de trabajo.

El resultado de enero fue el peor para este mes en una década, según el Ministerio de Trabajo, ya que desde 1999 Brasil no registraba una bajada del número de puestos en los primeros 31 días del año.

El sector que más redujo sus puestos de trabajo en enero fue la industria, seguido por el comercio y la agricultura.

La industria ha sido precisamente la más afectada por la crisis financiera internacional en Brasil y sectores estratégicos como el automotor, la siderurgia y la minería han anunciado despidos masivos, concedido vacaciones colectivas y reducido su producción.

En una conferencia de prensa, el ministro de Trabajo, Carlos Lupi, afirmó que el Gobierno espera una reacción del mercado laboral en marzo, ya que en febrero, pese a que la situación será mejor que en enero, aún podrá registrarse una reducción del empleo formal.

El dato de 101.748 recortes "no es bueno para el país, pero hay demostraciones inequívocas de mejoría en la economía nacional. En febrero será mejor que en enero debido al aumento de la actividad en la construcción civil y los servicios", afirmó el ministro.

Según un informe divulgado ayer por el estatal Instituto de Pesquisa Económica Aplicada (IPEA), Brasil ya atravesó el peor momento de la crisis financiera y, tras el "diciembre negro", podrá recuperarse en los próximos meses.

El informe citó datos como la recuperación de la producción de automóviles y del consumo de energía en enero.

Lupi admitió que, dependiendo de la situación, el Gobierno podrá revisar la meta que se impuso para este año de crear 1,5 millones de nuevos puestos de trabajo.

En 2008, como consecuencia principalmente de los empleos perdidos en diciembre, Brasil generó 1,45 millones de nuevos puestos de trabajo formales, un número en un 10,2 por ciento inferior al de 2007, que fue un año récord con 1,61 millones.

Entre enero y octubre del año pasado, antes del agravamiento de la crisis, el país había generado 2,1 millones de puestos formales, pero en noviembre perdió 40.000 y en diciembre 654.946.