CCOO de Tussam cifra en 1.200 personas la punta de afluencia del "fracaso" de lanzadera de Semana Santa

Estudian su posible ilegalidad y critican que se recurra a trabajadores ajenos a la empresa con medios de la misma

SEVILLA, 19 (EUROPA PRESS)

Un sector de los trabajadores de la empresa municipal de transportes de Sevilla (Tussam) se encuentra en fase de consultas jurídicas para determinar la "ilegalidad" del servicio de lanzadera de autobuses desde el Charco de la Pava hasta Plaza de Armas, adjudicada por el Ayuntamiento a una empresa privada y que, a juicio de éstos, ha resultado "un fracaso rotundo".

En declaraciones a Europa Press, el secretario general de CCOO de Tussam, Miguel Pereira, señaló que el día que más afluencia registraron los autobuses de la lanzadera fue el Domingo de Ramos, con unas 1.200 personas, "lo que habla a las claras de que fue usada por muy poca gente".

Asimismo, Pereira lamentó que para la Feria de Abril el Consistorio pretenda seguir con esta práctica --el año pasado ya se llevó a cabo una adjudicación similar, si bien ello quedaba justificado en la convocatoria de huelga que pesaba sobre el servicio de Tussam para Feria, y que finalmente no se produjo--, cuando "Tussam históricamente siempre ha prestado este servicio y cuenta con medios técnicos y materiales sobrados para hacerlo con calidad".

A juicio del secretario general de CCOO de Tussam, lo más grave es el hecho de que la corporación municipal haya cedido vehículos propios de la empresa a la adjudicataria para prestar el servicio, práctica que deseó "no se vuelva a producir".

"Con unos niveles de paro tan importantes, y con 80 compañeros en lista de espera, no tendría sentido que se recurriera a trabajadores y medios de fuera de Sevilla", recalcó el líder sindical.

Los cuatro sindicatos con representación en Tussam --CCOO, ASC, CGT y SITT--, por boca de Pereira, ya señalaron que acometerán medidas legales, ya que, a juicio de los trabajadores, se incumplen los estatutos de la propia empresa y se entra en una actividad de "prestamismo" para que "una empresa privada haga negocio con ello". "No le vemos justificación alguna, sólo económica, porque parece ser que siempre sale más barato una empresa privada que nosotros", concluyó.