CCOO dice que los datos son "muy preocupantes" y pide que se refuerce la protección social

PAMPLONA, 24 (EUROPA PRESS)

CCOO de Navarra advirtió hoy que el aumento del paro registrado en el primer trimestre de 2009 es "muy preocupante" y consideró que es necesario "reforzar con urgencia la protección social".

CCOO alertó en un comunicado de que "a la negativa cifra del paro hay que añadirle el descenso en el volumen de ocupación, lo que implica que se está destruyendo empleo a un ritmo muy elevado".

Ante esta situación, el sindicato reclamó "responsabilidad a los poderes públicos para que se pongan en marcha medidas consensuadas" para reforzar la red de protección social para "atender dignamente a todas las personas que están perdiendo su empleo" y para "comenzar a asentar las bases del cambio del modelo de crecimiento económico para generar un entorno productivo más competitivo basado en la tecnología, la calidad y la mejora de las condiciones de trabajo".

En este sentido, el sindicato recordó que lleva tiempo "proponiendo medidas para reactivar la economía y solventar la situación de necesidad de los parados". Respecto al ámbito del empleo, CCOO trasladó al Ejecutivo de Navarra una propuesta que contempla una batería de medidas específicas "ante la grave situación de destrucción de empleo en la que estamos inmersos, y que no pueden ir en la dirección de subvencionar la contratación temporal como ha propuesto recientemente".

CCOO insistió en que no comparte globalmente algunas de las medidas contempladas por el Gobierno como las de las subvenciones a la contratación temporal, porque entiende que este tipo de ayudas "no generan empleo, fomentan la temporalidad y sólo sirven para subvencionar a las empresas".

Así, el sindicato emplazó al Gobierno a "ampliar el perímetro de las medidas expuestas" y consideró que "ahora más que nunca es necesario reforzar el diálogo social y articular entre los agentes económicos y sociales propuestas consensuadas que sean capaces de dar respuesta a los graves problemas que están atravesando miles de trabajadores y familias como consecuencia de la crisis". En este sentido, CCOO explicó que ve "con preocupación la actitud del Ejecutivo respecto al diálogo social".

El sindicato reconoció que el Gobierno ha puesto en marcha diferentes iniciativas en materia de incentivos al consumo o ayudas a las empresas, pero afirmó que "es necesario desarrollar medidas concretas que vayan dirigidas a atender de manera directa a las principales víctimas de esta crisis, que son los trabajadores y trabajadoras que están perdiendo su empleo".

CCOO advirtió de que "son miles las familias en Navarra que tienen a todos sus miembros en desempleo y que muchas de ellas han agotado las prestaciones y corren el riesgo de caer en situaciones de exclusión social".

PROPUESTAS

Entre las medidas que el sindicato ha hecho llegar al Gobierno destaca la elaboración de un plan extraordinario de ayudas a las personas y las familias vinculado a procesos de formación. Esta formación deberá estar vinculada a la obtención de un certificado de profesionalidad y podrían incorporarse personas en situación de subsidio con un complemento a 600 euros.

Teniendo en cuenta que el sindicato se refiere a personas susceptibles de recibir la Renta Básica, "la medida no supone un sobrecoste social, simplemente se presta la ayuda vinculada a una contraprestación (formación) y el único elemento de incremento del gasto es el coste de la formación". "Con ello se evita la sensación de estigmatización que supone la recepción de la Renta Básica", expuso CCOO.

Por otra parte, el sindicato apuesta por el desarrollo de un crédito social de apoyo a personas en procesos de FOGASA (Fondo de Garantía Salarial) por el tiempo de espera de la resolución. Este crédito sería devuelto al ingreso del FOGASA. "Nos referimos a las personas que debido al cierre de la empresa no tienen el certificado de despido y no pueden acceder a al prestación por desempleo hasta que esto no se resuelva por sentencia", explicó el sindicato.

Además, CCOO plantea la puesta en marcha de un programa específico de talleres de empleo de cualificación para desempleados y considera que "la evidencia de la necesidad de articular un nuevo modelo productivo nos lleva a considerar que es preciso un sustrato social capaz de dar respuesta a las nuevas demandas de empresas de futuro, capaces de competir en términos de producto y de calidad de procesos".