CCOO y UGT denuncian que PP usa el altercado en la Asamblea de "cortina de humo" para esconder el problema industrial

"Se podía haber mantenido el silencio, pero es duro que el pan de tu familia y de tus hijos esté en el aire", dice un portavoz de CC.OO.

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

La Federación de Industria de Madrid de CC.OO. y UGT denunció hoy que el Ejecutivo autonómico utilice como "cortina de humo" los altercados producidos ayer en la Asamblea de Madrid por las protestas de los representantes de tres empresas afectadas por distintos Expedientes de Regulación de Empleo (ERE), Iveco-Pegaso, BP Solar y Arcelor Mittal, para desviar la atención sobre el problema del tejido industrial de la región.

"Se pretende instrumentalizar la concentración y desatender la problemática del sector industrial en la Comunidad", aseveró el secretario general de Industria de CC.OO., Agustín Martín, en la rueda de prensa convocada para reaccionar sobre los incidentes registrados en la Cámara de Vallecas.

Los sindicatos exigieron a la Comunidad que se centre en la defensa de los puestos de trabajo de la región. Los expedientes de despidos de Iveco-Pegaso y BP Solar competen a la Dirección General de Trabajo de la Comunidad de Madrid, mientras que el de Arcelor Mittal corresponde al Gobierno central. Los sindicatos adelantaron que ya se han solicitado reuniones en el ámbito estatal para tratar esta cuestión.

En la tarde de ayer, cerca de 1.000 trabajadores de Iveco-Pegaso, BP Solar y Arcelor Mittal se concentraron a las puertas del Parlamento regional en defensa de sus puestos. Al mismo tiempo, un grupo reducido entró en el Hemiciclo para escuchar el debate que se iba a abordar sobre el sector industrial.

El revuelo en la tribuna llegó cuando Esperanza Aguirre se marchó en el momento en el que se interpeló acerca del tema industrial, lo que fue respondido por los trabajadores con gritos. "Se podía haber mantenido el silencio, pero es duro que el pan de tu familia y de tus hijos esté en el aire", apostilló Martín, quien acusó a Aguirre de "falta de delicadeza" hacia los problemas de los trabajadores.

Tras las acusaciones del PP de Madrid, el representante de CC.OO. desmintió "categóricamente" que en la manifestación que tuvo lugar en el exterior del Pleno hubiera lanzamientos de objetos contra la Asamblea, remitiéndose a la información aportada por los agentes nacionales que custodiaron la protesta. "Sólo entendemos que la información sale de manera intencionada para desviar las protestas. No vamos a permitir que se manipule un momento de tensión en una concentración", advirtió.

AUSENCIA DE UN PLAN DE CHOQUE

Asimismo, el sindicalista criticó que Aguirre se niegue a impulsar "un plan de choque" para resolver la mala situación de la industria madrileña, mientras que los gobiernos de otras Comunidades Autónomas están promoviendo medidas para salvar la situación. "No es de recibo y no entendemos por qué el Grupo Parlamentario Popular y el Gobierno regional se ponen frente a los trabajadores y no al lado de los trabajadores", censuró.

Sobre la concentración, el portavoz de Política Institucional de CC.OO., Jaime Cedrún, tachó de "absolutamente lamentable" que se "criminalice a los trabajadores como si fueran terroristas y vándalos" e insistió en que la protesta fue "pacífica". Además, recalcó que no van a permitir que "nadie criminalice a los trabajadores por defender sus derechos y hacer uso de su derecho constitucional a manifestarse".

A renglón seguido, exigió "un compromiso" de la Administración nacional, regional y local en "la defensa del tejido industrial" de la región y de las empresas afectadas por los expedientes de despidos. "Si desaparecen estos centros, se perderá la oportunidad de afrontar la salida de la crisis", remachó.

MESA DE DIÁLOGO, EMPANTANADA

Por su parte, el secretario general de la Federación Industrial de UGT, Mariano Hoya, lamentó que la Mesa de Negociación se encuentra "empantanada" por culpa de la falta de diálogo del Ejecutivo de Aguirre. Además, incidió en que "hay instrumentos" suficientes para abordar la problemática en el sector industrial.

"En vez de buscar falsos culpables, el Gobierno regional y la Asamblea de Madrid deben ponerse a trabajar para hacer frente a la crisis que golpea a la Comunidad de Madrid", reseñó Hoya, quien abogó por cambiar el modelo de crecimiento asentado en el ladrillo por un nuevo modelo centrado en la industria.

Asimismo, Isabel Navarro, de UGT, destacó que la Comunidad de Madrid ha pasado de ser "locomotora en la creación de empleo" a ser "locomotora" en la destrucción de puestos de trabajo. "El Gobierno de Aguirre muestra una pasividad total y absoluta hacia los problemas de los trabajadores. Quiere desviar la atención por su nerviosismo a causa de los problemas internos del partido y del Grupo Parlamentario por los imputados en el 'caso Gürtel'"