Cebek responde a los sindicatos que "ningún empresario hace un ERE porque quiere" y dice que supone "una angustia"

Vázquez Eguskiza afirma que las instituciones financieras vascas están "dando la cara de un modo sobresaliente" BILBAO, 27 (EUROPA PRESS) El presidente de Cebek, José María Vázquez Eguskiza, afirmó hoy ante las críticas de los sindicatos por el aumento de Expediente de Regulación de Empleo que "ningún empresario hace un ERE porque quiere" y aseguro que tomar una decisión de este tipo supone una "angustia muy importante" En una entrevista a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, se refirió, de esta manera, a las denuncias de sindicatos, que aseguran que no todos los EREs que se presentan están justificados y relacionados con dificultades reales por efecto de la crisis económica. Al respecto, Vázquez Eguskiza "negó la mayor" y aseguró que "ningún empresario hace un ERE porque quiere". Además, indicó que supone una "angustia muy importante". "El que no lo haya sufrido en primera persona, es que no sabe de qué está hablando. Por otra parte, también es normal que el cuerpo sindical trate, en un primer momento, de expandir una serie de información que cree que le puede servir para prestigiar su postura o manifestar que ellos también defienden al trabajador", señaló. Vázquez Eguskiza manifestó que al trabajador "lo que le defiende es tener trabajo y no hay un empresario que practique un ERE si tiene trabajo". "Por lo tanto, a este tipo de primeras respuestas, creo que hay que ponerles mucha sordina y, desde luego, un análisis muy potente", apuntó. El presidente de Cebek afirmó que la "sensación general" es que las ayudas llegan tarde a las empresas. "Puede ser así, si se dice es que es así, pero también debo decir que, afortunadamente para nosotros, tenemos instituciones financieras que están dando la cara de un modo sobresaliente", aseguró. El responsable de la patronal vizcaína puso, como ejemplo, el acuerdo cerrado ayer con BBK para ampliar de 500 a 1.000 millones una línea de crédito, que, según destacó, permitirá favorecer la liquidez a empresas "con proyecto" que, "por la cortedad de crédito", podían ver "en peligro su viabilidad". Vázquez Eguskiza aseguró que los 500 millones se consumieron en un plazo de dos meses y ahora se ponen a disposición de las empresas otros 500 millones. "Quiere decir que BBK ha puesto 1.000 millones de euros, precisamente, para solventar estas situaciones donde habiendo proyectos, donde habiendo cortedad financiera, sin embargo, se necesita este impulso de liquidez para seguir trabajando. Esto lo quiero remarcar porque es verdad que hay otras líneas practicadas desde el Gobierno vasco, desde otras instituciones financieras, pero la dimensión de esta ayuda es sobresaliente", aseguró. El presidente de Cebek manifestó que la "sensación general" tanto en Euskadi como en el mundo es de "cortedad en la financiación", que se da también para proyectos industriales. En este sentido, aseguró que, si en algún momento se tiene que manifestar el liderazgo político es "en este momento". Vázquez Eguskiza indicó que las empresas que tengan realizado un análisis de producto-mercado "adecuado" no tienen que "ponerse más nerviosas de lo debido". A su juicio, hay que conservar "bien almacenado el proyecto" que se tenga porque "la demanda va a volver a a aparecer". Por último, ante el nombramiento del actual presidente de Caja Laboral, Juan Mari Otaegui, como presidente del CES, Vázquez Eguskiza indicó que Otaegui es "una de las personas a las que más respeto y más cariño" le tiene de su entorno. En este sentido, aseguró que, si hay una persona "capaz de conciliar el CES, -"no digo que otros no"- podría ser él". Vázquez Eguskiza señaló que el CES es un organismo "demasiado complejo, sometido a vetos" y el "componente sindical está aportando cierta dosis al CES como al CRL". Por lo tanto, no cree que sean instrumentos "decisivos" a la hora de practicar el diálogo social, aunque cree que, si ese diálogo se logra en otras mesas, serían instrumentos que pueden aportar "criterio a la sociedad". El responsable de la patronal vizcaína aseguró, en todo caso, que es "bastante crítico" respecto a instituciones que "tratan de justificar unas democracias que ya existen".