Cerca de 400 delegados de UGT y CCOO se concentran en defensa del empleo y la protección social ante la crisis

PAMPLONA, 18 (EUROPA PRESS) Cerca de 400 delegados de los sindicatos UGT y CCOO se concentraron este mediodía frente al Parlamento de Navarra en el marco de la campaña que han emprendido ambos sindicatos en toda España en defensa del empleo y la protección social ante la situación de crisis. La concentración estuvo encabezada por los secretarios generales de UGT y CCOO de Navarra, Juan Goyen y José María Molinero, respectivamente, quienes portaban junto con otros dirigentes sindicales una pancarta en la que se leía 'En defensa del empleo y la protección social, no al recorte de derechos'. Antes de la concentración, los dos sindicatos celebraron una asamblea conjunta. El secretario general de UGT, Juan Goyen, valoró la importancia de ejecutar "una estrategia conjunta por el empleo y por la protección social y contra los recortes de los derechos laborales que pretenden impulsar la patronal y la derecha de este país". El dirigente de UGT destacó que "son los sindicatos de clase los que anteponen siempre los intereses de los trabajadores en general a los intereses particulares de cada sindicato". Juan Goyen advirtió de que los trabajadores "están siendo los paganos de una crisis en la que no han tenido ni arte ni parte" y señaló que el origen de la actual coyuntura está "en las prácticas fraudulentas y de alto alto riesgo que han llevado a cabo las entidades financieras". El secretario general de UGT criticó que, "encima de que los trabajadores no han contribuido para nada en la provocación de esta crisis, quieren recortar los derechos de los trabajadores". Por su parte, el máximo responsable de CCOO, José María Molinero, reclamó a la Administración y a las empresas que pongan en marcha "políticas industriales activas, generadoras de empleo y de activación de la economía real" y advirtió de que estas movilizaciones son "un aviso a navegantes, para que el Gobierno no se atreva a ceder a las propuestas y a los chantajes de la patronal para hacer recorte de derechos". "No permitiremos ningún decreto que afecte a los derechos de los trabajadores", subrayó. Molinero señaló que "ha habido muchos años de bonanza económica en los que las empresas han ganado dinero a espuertas, porque se han dedicado a ganar dinero rápido y no a reinvertirlo", y por ello apeló a "la responsabilidad social para que las empresas reinviertan esos beneficios en proyectos de futuro y en el mantenimiento del empleo". Además, el dirigente sindical reclamó al Gobierno que adopte políticas para exigir a las empresas esa reinversión de los recursos y abogó por impulsar "polos de atracción para la inversión productiva, con formación, con la cualificación de los trabajadores, para que nuestra economía no se asiente en la precariedad sino en el conocimiento".