Cerca de un millar de delegados de CCOO se reúnen en Gijón para abordar la posibilidad de movilizaciones ante la crisis

GIJÓN, 3 (EUROPA PRESS)

El secretario general de CCOO-Asturias, Antonio Pino, y el secretario confederal de Acción Sindical de CCOO, Ramón Górriz, participaron hoy en Gijón en una asamblea de delegados y cuadros sindicales de la organización a la que asistieron cerca de un millar de representantes de los trabajadores de toda Asturias y todos los sectores productivos con el propósito de debatir las preocupaciones "del día a día" en los puestos de trabajo y las actuaciones que plantea el sindicato para exigir mejores medidas frente a al crisis económica y la destrucción de empleo, entre ellas la posibilidad de movilizaciones en el Principado antes del verano.

Según indicó Antonio Pino, minutos antes de la asamblea en rueda de prensa, aunque el crecimiento del desempleo en Asturias en marzo es inferior a la media nacional y está por debajo de los datos del mes pasado, y aunque se intuya una tendencia de "medio freno", "eso no quita que la realidad asturiana es ahora de 22.000 desempleados más que hace un año, el mismo número de empleos que se generaron en la comunidad en los últimos cuatro años", remarcó al tiempo que recordó que la cifra de parados en Asturias supera los 74.000.

El secretario general de CCOO-Asturias reprochó también la posición de la patronal tanto a nivel nacional como autonómico, y rechazó de pleno sus intenciones sobre "el despido libre y la reducción de cotizaciones a la seguridad social", entre otras. "Abaratar el despido no es una medida eficaz frente a la crisis", insistió, apelando a la necesidad de llegar a acuerdos entre todos los agentes implicados que impidan que "sufran la crisis los de siempre", en referencia a los trabajadores. También reiteró su disconformidad con la actitud de las entidades financieras a las que culpabilizó de gran parte de la crisis económica y de no conceder créditos a familias y pymes o hacerlo en peores condiciones.

Pino señaló que las medidas desarrolladas por el Gobierno central "no son suficientes" y advirtió de que si las toma de forma "unilateral" al margen del diálogo social puede tener dificultades de aprobarlas por la vía parlamentaria ante su situación debilitada en el Congreso.

Sobre el Gobierno asturiano, el responsable sindical afirmó que las medidas propias anticrisis son "insuficientes" y "en muchos casos se desarrollan con lentitud", dijo apuntando a los avales bancarios para el circulante de las empresas. Al respecto, dijo que eso es prueba de la "inoperancia" del Ejecutivo autonómico.

Además, en cuanto a la situación que viven actualmente algunas empresas en Asturias, Pino dijo que CCOO tienen una "preocupación muy grande" ante los recortes que se registran o se prevén en empresas como Asturiana de Zinc, Rioglass, Cristalería-Saint Gobain, o ArcelorMittal.

Sobre esta última compañía, el secretario general de CCOO afirmó que "sería un desastre para la siderurgia asturiana" que la empresa paralizase uno de sus dos hornos. También se mostró preocupado por la posibilidad de ERE entre la plantilla propia de la multinacional en función de cómo evolucione la actividad, o la intención de la empresa de negociar un crecimiento salarial '0' para 2009. "Hay muchos problemas y dudas sobre la mesa", dijo extendiendo su discurso a la situación de otras compañías de la región.

SITUACIÓN DE ESPAÑA

Por su parte, Ramón Górriz, afirmó que ante la crisis y la destrucción de empleo, con 3,6 millones de parados en España --y más de un millón sin prestaciones por desempleo--, "no valen medidas parciales". Así, considera fundamental un acuerdo que permita desarrollar medidas eficaces y un cambio en el modelo productivo. Al respecto, incidió en el compromiso adoptado por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y dijo esperar que se pueda comenzar a abordar dicho acuerdo cuanto antes. Señaló, además, que se prevén movilizaciones en Madrid para el 14 de mayo organizadas por la Confederación Europea de Sindicatos.

Górriz remarcó que en España se destruye el "doble" de empleo que en la Unión Europea y se registra una mayor tasa de temporalidad. Así, comentó que en 2008 de los 16.000 puestos de trabajo creados, menos de dos millones fueron indefinidos, y el resto de carácter temporal. Por ello, sostiene que la crisis "no se arregla con reformas laborales a la baja". Rechazó así, propuestas de la patronal como el abaratamiento del despido o la reducción de las cotizaciones a la Seguridad Social.

El secretario confederal de Acción Sindical de CCOO abogó por idear planes de "choque" en los sectores industriales, con mayor formación e impulso de la I+D+i; reordenar el modelo energético, y apostar por las infraestructuras físicas pero también tecnológicas, con el propósito de salir de la crisis y estar mejor preparados para el futuro.

También consideró fundamental la reforma de la política fiscal española, recuperando el Impuesto de Patrimonio, y replanteándose el IVA y la reducción de la cuota del IRPF. Y es que para Górriz, para garantizar los servicios públicos y la generación de empleo es necesario "un impulso del gasto social a través de una política fiscal distinta". Apuntó, asimismo, la importancia de mayor control en el sistema financiero y una nueva ley de cajas de ahorros.