CGT, CCOO y STM en Ford Almussafes se manifiestan mañana contra el último ERE y el bloqueo del convenio

VALENCIA, 22 (EUROPA PRESS)

Los sindicatos CGT, CCOO y STM en Ford Almussafes se manifestarán mañana en el centro de Valencia para protestar contra el último Expediente de Regulación de Empleo (ERE) y el "bloqueo de las negociaciones del convenio por parte de la dirección de la empresa".

La protesta comenzará a las 11.30 horas en la Plaza de San Agustín, según informaron en un comunicado. Esta movilización "sigue a la concentración que tuvo lugar el martes pasado ante el Palau de la Generalitat Valenciana".

Las dos protestas fueron aprobadas con los votos de CGT, CCOO y STM y la abstención de la UGT en el pleno del Comité de Empresa celebrado el 27 de abril.

Respecto al convenio, los tres sindicatos, en minoría en el Comité, señalaron que su propuesta de mejora de la oferta de convenio, que fue acordado en su día por UGT y la empresa, "fue refrendada por la mayoría de los trabajadores de la planta al votar 'no' en Referéndum". Los cuatro puntos de mejora que se hizo llegar a la Dirección de Ford-Almussafes eran salarios y duración; relevistas y empleo fijo; jubilación a los 60 años y mantenimiento de derechos adquiridos.

Sin embargo, indicaron que la empresa "dio por finalizadas las negociaciones para, a continuación, mentir públicamente afirmando que no hay propuestas ni alternativas por parte de los sindicatos CGT, CCOO y STM".

Los tres sindicatos añadieron que el ERE aplicado a partir de este mes y que afectaba en principio a 1.100 trabajadores, "está totalmente injustificado, máxime cuando Ford obtuvo en Europa unos beneficios en 2008 de 1050 millones de euros".

En esta línea, añadieron que la Dirección General de Trabajo ha "obviado" esta cuestión "firmando alegremente un Expediente que a pocos días de su aplicación se demuestra absurdo, ya que se ha hecho un miniturno de noche para cubrir la producción y la plantilla continúa realizando horas extraordinarias".

Para los sindicatos, "la irresponsabilidad de Ford y el Gobierno Valenciano no perjudica únicamente a los afectados directamente por el ERE o el convenio, sino que tiene graves consecuencias para los trabajadores de las empresas dependientes de Ford" y añadieron que en la coyuntura de crisis estructural, "el clima psicológico y político son el caldo de cultivo perfectos para reestructurar plantillas, mercado de trabajo, empresas pero no con la finalidad de asegurar una economía más justa, garante de futuro y de conquistas sociales para la mayor parte de la población", sino "todo lo contrario".

"Se está aprovechando para que el sector privado saquee las arcas públicas, para recortar los ya más que precarios derechos laborales y para infundir miedo y parálisis en la clase trabajadora", advirtieron, y agregaron que obreros de centenares de fábricas como H&L en Almussafes o Ferrodisa en Puerto de Sagunto "ven cómo los empresarios se aprestan a aumentar el número de parados sin que existan causas objetivas que no sean la codicia, incrementar sus beneficios en un futuro y la irresponsabilidad".