CGT se manifestará el viernes en Bilbao para "la precariedad social y laboral"

BILBAO, 29 (EUROPA PRESS)

El sindicato CGT de Bizkaia se manifestará este viernes en Bilbao bajo el lema 'Contra el paro y la precariedad social y laboral, lucha y solidaridad', con motivo de la celebración del 1º de Mayo, jornada en la que exigirá "un cambio social y económico radical".

La marcha se desarrollará entre la Gran Vía de la capital vizcaína hasta la Plaza de Unamuno en un contexto en el que, según indicó el sindicato, "asistimos a una nueva ofensiva de economistas, presidentes de bancos y cajas, plumillas del capital y gobernadores de instituciones oficiales que vuelven a la carga contra el eslabón más débil del sistema, los trabajadores, reclamando nuevas reformas laborales, de la Seguridad Social y de las pensiones que se nos venden como recetas indispensables para salir de la crisis y para el mantenimiento del sistema público de pensiones".

En este sentido, censuró que el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, reclame "libertad absoluta para llevar a cabo estas reformas estructurales, amenazando con la insostenibilidad del sistema, para obligar a los trabajadores a aumentar los años de cotización necesarios para poder cobrar una pensión pública". "Además, se hace eco de las recomendaciones del FMI en torno a la necesidad de moderar los salarios de los trabajadores, que no el suyo propio, para reducir costes empresariales", añadió.

Asimismo, criticó que el Gobierno central, aunque rechace estas medidas "formalmente", en la práctica "estudia computar toda la vida laboral para obtener la media del cobro de la pensión, ponderando también la esperanza de vida del receptor de la pensión y limitando aún más el importe de dichas pensiones para reducirlas".

A juicio de CGT, "estas reformas suponen la misma receta que se lleva implantando en los últimos 30 años y que nos han conducido al desastre social que representa en este país el despido libre y cuasi gratuito", además de "profundizar en la cultura del pelotazo empresarial, la irresponsabilidad social con los territorios y sociedades que explotan estos empresarios y el ansia insaciable de obtención de beneficios".

En esta línea, advirtió de que, en un momento en que la destrucción de empleo es "imparable", plantear trabajar más años en vez de repartir el trabajo existente, reducciones en la cuantía de las pensiones en lugar de "garantizar un sistema sostenible aumentando la carga impositiva a las empresas" y potenciar "el ladrillo y el turismo" en vez de crear un nuevo modelo productivo basado en la I+D+i y en la sostenibilidad del entorno, supone "no querer entender la realidad social, laboral y económica".

En este contexto, exigió "un cambio social y económico radical" que suponga "la sustitución de las culturas capitalistas impuestas por los poderosos por una cultura de la vida y sus necesidades, repartiendo el trabajo y la riqueza para trabajar todos". Además, reclamó "responsabilidades" a quienes "se han enriquecido explotando los recursos naturales de los territorios y sus sociedades", así como asegurar la protección social suficiente "a todas las personas".