Comité de ENCE señala la "incoherencia" de la medida propuesta por la empresa de "estudiar un ERE de seis meses"

HUELVA, 20 (EUROPA PRESS)

El comité de empresa de ENCE-Huelva señaló hoy la "incoherencia" de la medida propuesta por la empresa de de "estudiar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de seis meses, el aumento de la jornada laboral, optimización de recursos y congelación de recursos", entre otros asuntos.

Según explicó a Europa Press el presidente del comité, Javier Pérez (UGT), los trabajadores "desconocen aún el nivel de las propuestas", algo que ha provocado "malestar después de los esfuerzos que han realizado".

Por otro lado, uno de los miembros del comité Ricardo Moya (CCOO), la empresa "desea renegociar el convenio a la baja, bajar los puestos de trabajo, no contratar a más personas para los proyectos en marcha y una reducción desde 1.200 toneladas (tn) de pasta al día a 750 tn/día".

Estas medidas, según criticó Moya, "producirán una pérdida de 250 euros de sueldo", así como Pérez indicó que "producirá una pérdida de poder adquisitivo" en la plantilla, "unas 350 personas".

Para el representante de CCOO, "se han mal vendido los activos de la empresa en Uruguay", que criticó que "la bajada de sueldos se ha hecho efectiva antes de sentarse a negociar".

La dirección de ENCE planteó, según expuso en una nota, un conjunto de medidas que negociará con el comité de empresa de su planta en Huelva, "para acometer un plan de reestructuración que consolide el futuro de la planta onubense y que implica importantes inversiones".

Con la aplicación de las medidas resultantes del plan de viabilidad "se sientan las bases para afrontar los altos costes de producción de la fábrica onubense, debidos fundamentalmente a la necesidad de importar el 50 por ciento de la madera que consume".

"El déficit de madera que sufre la comunidad andaluza, los altos costes de producción en el complejo industrial de Huelva, y la infrautilización del potencial energético de la fábrica onubense son los factores fundamentales que han llevado a ENCE-Huelva a una situación que el adverso entorno de mercado actual ha agravado, y hace imprescindible adoptar medidas de reforma y control de costes", explicó la entidad.

Las medidas adoptadas, que fueron ayer presentadas al comité de empresa para iniciar las negociaciones necesarias, "buscan superar la situación actual y afrontar el medio plazo para garantizar la viabilidad de una actividad que da trabajo en Andalucía a 2.300 familias entre empleos directos, indirectos e inducidos".

Además, con el objetivo de asegurar en el medio-largo plazo la permanencia de la actividad celulósica-energética en Huelva, ENCE planteó a los representantes sindicales un plan de medidas enfocadas a la modernización y reorganización del Complejo Industrial.

El objetivo es "simplificar y mejorar la operación, aumentar la eficiencia del proceso, y alcanzar costes de producción similares al resto de fábricas del sector pastero".

El futuro de la actividad de ENCE en Andalucía pasa, según explicó la empresa, "por alcanzar el autoabastecimiento de madera, y aprovechar plenamente el potencial energético de la fábrica onubense". Por eso la compañía también presentó a las administraciones competentes y a los representantes sindicales las "propuestas de solución para el futuro a través de ambiciosos proyectos forestales y energéticos".

ENCE "sigue apostando por la continuidad de la producción de celulosa y energía en Huelva, y por el desarrollo de un plan forestal sostenible y eficiente que le de la base indispensable. Así lo está transmitiendo la compañía a sindicatos y administraciones para obtener la necesaria colaboración e impulso de las instituciones públicas que comparten con ENCE el interés por proteger el empleo y la riqueza que esta actividad genera".