Economía/Laboral.- CC.OO. y UGT de Cataluña se manifestarán el 14 de marzo en Barcelona contra la crisis

BARCELONA, 16 (EUROPA PRESS) Los sindicatos CC.OO. y UGT de Cataluña anunciaron hoy una manifestación conjunta el sábado 14 de marzo en Barcelona, a la que invitaron a unirse a asociaciones y entidades de la sociedad civil catalana, para exigir a la Administración medidas para salir de la crisis. Dejaron la puerta abierta a que se adhieran también empresarios afectados por la crisis que no han querido aprovecharse de ella. Según explicaron hoy el secretario de UGT de Cataluña, Josep Maria Álvarez, y su homólogo en CC.OO., Joan Carles Gallego, la movilización llevará por lema 'Ante la crisis, plantemos cara' y pretende convertir el centro de Barcelona en un escenario de reivindicaciones "sociopolíticas" para que los trabajadores no se conviertan en "los paganos de una crisis que no han provocado". Álvarez lamentó que, hasta ahora, las medidas adoptadas han ido "a favor de los poderosos, de los causantes de la crisis, de la banca" y, en cambio, no han repercutido en las empresas productivas, las familias y el consumo. Las demandas de los manifestantes tendrán por objetivo que las personas se conviertan en la prioridad del Gobierno catalán, subrayó. Gallego sostuvo que exigirán a los poderes públicos "compromisos para reactivar la economía, mejorar la protección social y destinar los recursos a desarrollar políticas que garanticen empleo". También recordó a las empresas su responsabilidad tanto con las plantillas como con el entorno en esta situación y les pidió que no deleguen en la Administración. Los responsables de los sindicatos mayoritarios en Cataluña coincidieron en criticar las reivindicaciones expresadas la semana pasada en Barcelona por representantes de los empresarios del metal, a quienes acusaron de errar en sus peticiones para combatir la crisis y de querer "desmontar el estado social". El secretario general de CC.OO. de Cataluña sostuvo que la representación de los empresarios "no aciertan en sus demandas porque están ancladas en el pasado", en referencia a que el "recetario" planteado es el mismo que ya pedían hace cinco años, cuando la situación era de bonanza económica. Álvarez aseguró que los sindicatos estarán del lado de los empresarios "de verdad" en estos momentos de dificultad para garantizar la actividad productiva, pero acusó a otros de ser "empresarios verbeneros" que optan por reivindicaciones históricas y "sin sentido". Advirtieron de que algunos problemas que pueden tener las compañías se derivan de "no haber hecho los deberes en años anteriores", en referencia a la falta de innovación, de apuesta por el talento de sus trabajadores y de diversificación. CONTRA ABARATAR DESPIDOS. Álvarez subrayó que la petición de abaratar los despidos que sostienen las asociaciones empresariales es "un insulto a la inteligencia", puesto que recordó que en Cataluña sólo 45.000 de los 200.000 nuevos parados del último año eran trabajadores con contrato fijo y que se vieron afectados por ERE, mientras que el resto se quedó sin trabajo por finalización de contrato. Esta cifra demuestra, según el responsable de UGT, que abaratar el despido no es parte de la receta contra la crisis, como tampoco lo son la congelación salarial, medidas que convierten a los trabajadores en las víctimas de una crisis "de la que no son causantes", insistió. La manifestación será también, según los sindicatos, una ofensiva contra el incremento del desempleo y lograr que la Administración acabe con "las colas" en las oficinas del Servei Català d'Ocupació y de un servicio "de verdad" al número creciente de usuarios.