Economía/Motor.- La plantilla de Esteban Ikeda anuncia tres movilizaciones en defensa de los 260 empleos

BARCELONA, 13 (EUROPA PRESS) Los trabajadores del fabricante de asientos para Nissan Esteban Ikeda --propiedad de Johnson Controls-- acordaron hoy tres jornadas de movilizaciones para la semana que viene en defensa de los 260 puestos de trabajo de la fábrica, situada en El Prat de Llobregat (Barcelona) y sobre la que pesa la amenaza de un cierre tras la presentación de un concurso de acreedores el mes pasado. Los trabajadores manifestarán su rechazo al expediente concursal y su "preocupación" después de que los sindicatos conocieran a través de los administradores concursales la oferta de Nissan para quedarse parte de los activos de la factoría sin asumir la plantilla, según comunicó CC.OO. de Catalunya. Fuentes de Nissan matizaron a Europa Press que el interés de la multinacional es "sólo sobre una parte de los activos de Esteban Ikeda, lo que supondría la adquisición de "utillaje, estructuras de asientos y el 'stock' que queda en las instalaciones". "En ningún caso Nissan se plantea la compra de la empresa", señaló un portavoz del fabricante nipón. Así, la oferta de Nissan a su proveedor busca encontrar "una solución para la producción" de los modelos Nissan Pathfinder y Navara que se ha visto afectada por el concurso de Esteban Ikeda y el cese de su actividad, que impide la llegada de asientos a la factoría y obligó a suspender tres jornadas de producción programadas hace dos semanas. Fuentes de CC.OO. de Catalunya explicaron a Europa Press que Nissan plantea en su oferta "quedarse con activos para dárselos a un tercero", una medida que el comité rechaza y exige al fabricante y a Johnson Control que asuman su responsabilidad con la plantilla. Reprocharon a Johnson Controls su falta de "voluntad para resolver el conflicto", y acusaron a la dirección de la empresa de no asumir "las responsabilidades que tiene hacia la plantilla". Asimismo, subrayaron que Nissan "no puede salirse de rositas". El próximo lunes 16 de febrero la plantilla se manifestará a partir de las 8 horas desde la fábrica de Esteban Ikeda hasta el centro de Nissan en la Zona Franca, mientras que el miércoles la movilización se hará a las puertas del proveedor Eurosit en Abrera (Barcelona), que también es propiedad de Johnson Controls. El viernes la concentración se hará en el Aeropuerto de El Prat.