Economía/Motor.- Los ERE en fábricas de coches afectan a 34.128 personas en enero, 131 veces más

MADRID, 20 (EUROPA PRESS) Los expedientes de regulación de empleo (ERE) aplicados en enero pasado en las fábricas españolas de automóviles afectaron a 34.128 trabajadores, cifra que supone multiplicar por 131 el número de empleados afectados en el mismo mes de 2008, según datos del Ministerio de Trabajo e Inmigración recogidos por Europa Press. La industria del automóvil concentró en enero el 56% de los trabajadores afectados por medidas de regulación en todos los sectores económicos (61.019 personas) del país, y acaparó siete de cada diez expedientados en el sector industrial. Además, sólo en el primer mes de 2009 se registró un número de afectados por ERE muy similar al contabilizado durante todo 2008 (39.089 personas). Los fabricantes de automóviles y remolques aplicaron durante el pasado mes de enero un total de 46 expedientes de regulación de empleo, multiplicando por más de once los cuatro ERE contabilizados en el mismo mes del ejercicio precedente. Los expedientes de regulación con medidas de suspensión (temporales) afectaron en enero pasado a 33.998 empleados de la industria automovilística, cuando en el mismo mes de 2008 el número de afectados se limitaba a nueve personas. En cambio, en enero se redujo el número de trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo con medidas de extinción (despidos colectivos), que afectaron a 130 personas en enero, lo que supone una disminución del 48% frente a los 251 empleados contabilizados en el mismo mes de 2008. AÑO 2008. Un total de 39.089 trabajadores de la industria española de fabricación de automóviles se vieron afectados por expedientes de regulación de empleo (ERE) en 2008, lo que supone multiplicar casi por cuatro los 10.869 empleados afectados por regulaciones en 2007. Los fabricantes de vehículos y remolques instalados en España aplicaron en 2008 un total de 217 expedientes de regulación, lo que supone multiplicar por más de cuatro los 49 ERE contabilizados en el ejercicio precedente. La mayor parte de los expedientes se concentraron en el último trimestre del año, coincidiendo con el agravamiento de la crisis económica y con la intensificación del descenso de las ventas de vehículos en tanto en España como en el conjunto de Europa y en Norteamérica.