El ERE de Ford pasa a la Dirección General de Trabajo sin el acuerdo de UGT ni CCOO

  • Valencia, 9 mar (EFE).- El Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal propuesto por la dirección de Ford y que afectará a unos 500 trabajadores de la planta de motores pasará a la Dirección General de Trabajo, después de que sindicatos y empresa finalizaran la última reunión de consultas sin llegar a un acuerdo.

El ERE de Ford pasa a la Dirección General de Trabajo sin el acuerdo de UGT ni CCOO

El ERE de Ford pasa a la Dirección General de Trabajo sin el acuerdo de UGT ni CCOO

Valencia, 9 mar (EFE).- El Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal propuesto por la dirección de Ford y que afectará a unos 500 trabajadores de la planta de motores pasará a la Dirección General de Trabajo, después de que sindicatos y empresa finalizaran la última reunión de consultas sin llegar a un acuerdo.

Así lo han confirmado a EFE fuentes de la dirección de la empresa y los portavoces de UGT y CCOO en la factoría de Almussafes, Gonzalo Pino y Miquel Rosaleny, quienes además han afirmado que Ford ha mantenido la misma posición que en anteriores negociaciones y "no ha aportado nada nuevo".

La dirección de Ford propuso el pasado 23 de febrero este despido temporal de trabajadores, que abarcará 75 días laborables desde este mes hasta marzo de 2010, y por el que se abrió desde el día siguiente un plazo de quince días para consultas con los afectados que termina hoy sin conseguir acuerdos.

Fuentes de la empresa han informado esta tarde a EFE de que el comité de empresa "no ha aceptado el ERE y se ha dado por concluido el período de consultas", por lo que el expediente pasará mañana a la Dirección General de Trabajo.

Ante esta falta de acuerdo, Pino ha anunciado que su organización, con mayoría en la representación sindical de la factoría, pedirá mañana una reunión a la Generalitat para que "no acepte" este ERE por "ser el responsable último" de que esta decisión se ejecute.

El dirigente sindical ha exigido además que se negocie un "plan de viabilidad" y si la empresa mantiene su negativa durante esta semana, se convocará "seguramente" para la próxima el paro de 24 horas que ya se aprobó en el comité de empresa para desbloquear las negociaciones del convenio colectivo de la planta.

Por su parte, Rosaleny ha manifestado su "total" oposición al paro, que considera fruto de los "delirios de UGT", cuyos representantes "están engañando claramente a la plantilla".

Según Rosaleny, "la plantilla desconoce ese acuerdo" que propone UGT, y significará "tragar todas las medidas de la empresa" que UGT quiere que firme.

"UGT disfraza de movilización la aplicación de un acuerdo de rebajas de derechos de trabajadores", ha manifestado.

"Desde CCOO creemos que hay que movilizarse, pero hay que prorrogar el convenio colectivo. Es la única manera de garantizar los derechos de los trabajadores. Después de la tormenta (refiriéndose a la crisis que atraviesa el sector), negociaremos", ha precisado.

Rosaleny cree que "el acuerdo está muerto" ante los incumplimientos de la empresa del convenio colectivo, por lo que "hay que sentarse a negociar de nuevo".