El Estado argentino subsidia los salarios en la filial de Peugeot para evitar más despidos

  • Buenos Aires, 27 mar (EFE).- El Gobierno de Argentina acordó subsidiar los salarios de trabajadores suspendidos de la filial local de Peugeot Citroen a cambio de que la fabricante francesa de automóviles no despida empleados, informó hoy la prensa local.

El Estado argentino subsidia los salarios en la filial de Peugeot para evitar más despidos

El Estado argentino subsidia los salarios en la filial de Peugeot para evitar más despidos

Buenos Aires, 27 mar (EFE).- El Gobierno de Argentina acordó subsidiar los salarios de trabajadores suspendidos de la filial local de Peugeot Citroen a cambio de que la fabricante francesa de automóviles no despida empleados, informó hoy la prensa local.

Mediante este acuerdo, el Estado argentino pagará mensualmente hasta junio próximo 600 pesos (162 dólares) como parte del salario de unos 1.100 operarios contratados suspendidos de la planta que la automotriz tiene en la localidad bonaerense de Tres de Febrero, que redujo su producción por los efectos de la crisis global.

Fuentes sindicales citadas hoy por el diario Crítica, de Buenos Aires, indicaron que el acuerdo fue negociado luego de que la fabricante de autos tomara la decisión de despedir a 2.000 de sus 3.570 trabajadores en el país, sobre la que dio marcha atrás tras llegar a este entendimiento con el Gobierno.

La compañía pagará a los trabajadores suspendidos hasta junio otros 800 pesos mensuales (216 dólares), con lo cual los operarios recibirán un 60 por ciento de su salario básico.

Peugeot se convirtió así en la primera firma automotriz en adherirse al Programa de Recuperación Productiva del Ministerio de Trabajo, por el cual el Estado subsidia salarios de 38.000 trabajadores de 648 firmas afectadas por la crisis.

En lo que va del año, de las arcas de Estado salieron unos 60 millones de pesos (unos 16,2 millones de dólares) para estas ayudas a empresas.

El Programa de Recuperación Productiva fue creado en 2002, durante la grave crisis económica que azotó a Argentina, y para participar de las ayudas las empresas debían acreditar tres años consecutivos con resultados negativos en su actividad.

Pero el actual Gobierno modificó las condiciones de acceso y ahora las empresas solo deben demostrar que han tenido problemas desde agosto último en adelante.

De acuerdo a los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos, el índice de desempleo bajó en el cuarto trimestre del 2008 al 7,3 por ciento, pero consultoras privadas calculan que el nivel de falta de trabajo es mayor, en torno al 12 por ciento.