El fabricante ruso de automóviles GAZ despedirá a casi 60.000 empleados este año

  • Moscú, 10 mar (EFE).- El fabricante de automóviles ruso GAZ, propiedad del magnate Oleg Deripaska despedirá a casi 60.000 empleados, a mitad de este año, con lo que reducirá a la mitad su plantilla, informó hoy el diario de negocios "Védomosti".

Moscú, 10 mar (EFE).- El fabricante de automóviles ruso GAZ, propiedad del magnate Oleg Deripaska despedirá a casi 60.000 empleados, a mitad de este año, con lo que reducirá a la mitad su plantilla, informó hoy el diario de negocios "Védomosti".

El recorte fue anunciado por directivos del Grupo Gaz la semana pasada durante una reunión con bancos acreedores organizada por el Raiffeisen Bank, informaron al diario dos fuentes que asistieron al encuentro.

La plantilla del grupo, que en 2008 integraban 118.000 personas, ya fue reducida hasta 80.000 empleados y para mediados de este año quedará limitada a solo 60.000 trabajadores, señalaron los gerentes de GAZ.

Un portavoz oficial del grupo consultado por el periódico no confirmó ni desmintió esas cifras y solo señaló que a los acreedores se les expusieron "varios modelos de evolución de la situación", y otra fuente confirmó los despidos, pero dijo desconocer su magnitud.

Un informe de GAZ para los propietarios de sus acciones indica que en 2009 el grupo reducirá el fondo salarial en un 60 por ciento.

De octubre de 208 a febrero pasado, GAZ redujo en un 30 por ciento la producción, impuso una semana laboral de tres días, recortó a la mitad el personal administrativo y al resto redujo el salario en un tercio.

De acuerdo con el citado informe de GAZ, el grupo calcula que su facturación caerá este año en un 41 por ciento y en producto en un 50 por ciento, hasta 118.400 automóviles y 60.700 motores.

Ese recorte afectará no solo al segmento de turismos (-50%), sino también autobuses (-34%), camiones (-50%), vehículos especializados (casi -70%) y motores (-70%).

Según datos preliminares, en 2008 GAZ vendió 228.523 automóviles, autobuses, camiones y vehículos especializados y 185.895 motores, y tuvo unos ingresos de 143 millones de rublos (4.000 millones de dólares, 3.154 millones de euros) y unas perdidas netas de 5.200 millones de rublos (145,5 millones de dólares, 115 millones de euros).

Las deudas del consorcio ante los bancos suman unos 40.000 millones de rublos (unos 1.120 millones de dólares, 882 millones de euros), cuya reestructuración por cinco años el grupo negocia actualmente con los acreedores.

GAZ, que actualmente dispone de 18 fábricas en varias regiones de Rusia, ya anunció que congelará las no rentables trasladando su producción a otros talleres.

Según "Védomosti", entre las empresas automovilísticas rusas hasta ahora solo había anunciado despidos de personal el fabricante de camiones Kamaz, que a finales del año pasado anunció un recorte de la plantilla del diez por ciento, unos 7.000 empleados.

Los demás fabricantes, como el grupo AutoVAZ, que tiene una plantilla de 115.000 personas, han reducido la semana laboral sin despedir personal.