ELA rechaza la aprobación del ERE planteado en CiE de Legazpi (Gipuzkoa)

SAN SEBASTIAN, 02 (EUROPA PRESS)

El sindicato ELA denunció hoy que con la aprobación del ERE planteado por la dirección de la empresa CiE de Legazpi (Gipuzkoa), dedicada al estampado, embutido, troquelado, corte y repulsado de forja, el Gobierno vasco en funciones "se despide de sus cargos dando un corte de mangas" a los trabajadores de esta fábrica.

En un comunicado, ELA recordó que ante la solicitud de un nuevo ERE por parte de la dirección, la plantilla de CiE Legazpi instó a la delegación de Trabajo del Ejecutivo Vasco en Gipuzkoa a "rechazar" el mismo, con el objetivo de "no facilitar la estrategia de desmantelamiento industrial" que esta compañía está llevando a cabo en sus plantas de Euskadi.

El sindicato mostró su decepción ante el hecho de que, mientras en otros países de la Unión Europea, sus respectivos gobiernos "instan a las compañías autóctonas a políticas de empleo que hagan prevalecer los puestos de trabajo dentro de sus fronteras en detrimento de las políticas de deslocalización", el Gobierno vasco es "cómplice de este tipo de dinámicas", posibilitando EREs que las empresas "utilizan como pretexto para justificar su estrategia de desmantelamiento".

La sección sindical de ELA en CiE Legazpi trasladó su "más enérgico" rechazo a la decisión de la delegación de trabajo de Gipuzkoa, al tiempo que mostró su "indignación" ya que "ninguno de los argumentos esgrimidos ante esta institución, aun siendo evidentes, han sido tenidos en cuenta".

Por otro lado, destacó que el Grupo CiE es una compañía "tremendamente rentable", que "así lo ha sido el 2008 y que de la misma forma está llevando una sistemática destrucción de empleo en la planta de Legazpi".

En este sentido, indicó que "de 460 trabajadores en el 2004, se ha pasado a 300 en la actualidad", estrategia que se ha visto "favorecida" por la crisis mundial, que "está siendo esgrimida como argumento para, con la colaboración de las instituciones, acelerar el proceso de destrucción de empleo".

"La crisis pasará, los beneficios empresariales volverán a ser escandalosos, pero muchos puestos de trabajo habrán desaparecido por el camino", denunció ELA. De esta forma, frente a la "avaricia y al egoísmo" empresarial al que da "cobertura legal" la clase política, el sindicato apeló a la "lucha sindical" por "el futuro de todos los obreros de Euskal Herria".