ELA y LAB critican la pasividad del Gobierno vasco y la Diputación de Gipuzkoa ante la huelga en Sabeco de Errenteria

Etiquetas

Las trabajadoras cumplen esta semana seis meses de huelga indefinida para reclamar la aplicación del convenio provincial

SAN SEBASTIAN, 16 (EUROPA PRESS)

Los sindicatos ELA y LAB criticaron hoy "la pasividad del Gobierno vasco y la Diputación de Gipuzkoa" ante la situación de las trabajadoras de Sabeco Errenteria, que esta semana suman seis meses de huelga indefinidida con el objetivo de conseguir una mejora de las condiciones laborales y la aplicación del convenio colectivo de Gipuzkoa.

Representantes de estas centrales denunciaron hoy el "ninguneo" de la multinacional que, en los seis meses de huelga indefinida que lleva la plantilla, compuesta por 50 mujeres y dos varones, "no ha dado señales de vida y ha desaparecido" del municipio ante "la pasividad" de las instituciones provinciales.

No obstante, aplaudieron la moción que aprobó el Ayuntamiento de Errenteria en el pleno del pasado mes de marzo, en la que se afirma que "si Sabeco abandona su actividad en la localidad, la empresa adjudicataria de la explotación del supermercado tendría que subrogar a la totalidad de la plantilla actual" y, aplicaría el Convenio provincial del Comercio de la Alimentación de Gipuzkoa, "que es lo que buscan desde un principio las trabajadoras".

"Es un paso adelante y un gesto que no han realizado ni la directora de Igualdad del Gobierno Vasco, Maite Erro, ni el Ararteko Iñigo Lamarca, ni la Diputación de Gipuzkoa", lamentaron.

A juicio de la delegada de ELA Marisa Martín, la moción aprobada por el Ayuntamiento de Errenteria "supone un importante paso en la defensa de los puestos de trabajo", y sugirió a Sabeco que "ante las amenazas de vender la tienda e irse de Errenteria" la plantilla "prefiere que se vayan ya", puesto que no les dejarán "vender ni una barra de pan más mientras no respeten el convenio".

En ese sentido, consideraron que el convenio de empresa que promueve Sabeco en Gipuzkoa ha supuesto, por una parte, "una quiebra del modelo de negociación colectiva en Euskal Herria" y, por otra, "una rebaja en los salarios del 25 por ciento, además de un incremento de más de 50 horas en la jornada laboral anual".

De este modo, criticaron el "empeño" de la empresa de "seguir imponiendo un convenio estatal que da como resultado un salario de 730 euros al mes, estando incluida en esta cuantía las pagas extras".

MÁS MOVILIZACIONES

La plantilla, ha llevado a cabo a lo largo de seis meses diversas acciones entre las que están manifestaciones por Errenteria así como protestas ante supermercados y centros comerciales de la multinacional francesa.

Según indicaron, las trabajadoras realizarán nuevas acciones en la calle, ante las instituciones autonómicas y los distintos centros de trabajo que posee el grupo Auchan en Gipuzkoa a partir de mayo "y plantearemos encierros y marchas" para que "el conflicto entre Sabeco y sus trabajadoras guipuzcoanas esté en la calle día tras día".