Ercros despedirá a 11 trabajadores en Almussafes y reducirá la jornada laboral anual de los 96 restantes

VALENCIA, 5 (EUROPA PRESS)

La multinacional química Ercros despedirá a once trabajadores de la planta que posee en Almussafes (Valencia) y reducirá la jornada laboral anual de los 96 restantes, medidas que se enmarcan en el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) anunciado hoy para extinguir los contratos de 271 trabajadores y llevar a cabo la suspensión temporal para otros 139 empleados de sus plantas españolas.

Según informaron a Europa Press fuentes de la compañía, la factoría ubicada en Almussafes "está poco afectada por el expediente", dado que si bien "habrá que recurrir a esa reducción de puestos de trabajo en la estructura de la fábrica, la mayor parte de la plantilla sólo se verá afectada por una reducción de jornada".

Al respecto, explicaron que "para hacer frente a la caída de la demanda que se está produciendo" y, "ante la imposibilidad de trabajar por campañas" en el caso de la planta valenciana, dado que los productos que fabrican en sus instalaciones "no se pueden almacenar", optaron por "disminuir la jornada de trabajo a base de parar la planta en los periodos 'valle' de demanda".

Así, un total de 96 personas verán reducida su jornada laboral anual --en un porcentaje que rehusaron concretar desde la empresa-- en función de la "concentración de la producción", de modo que "en las horas de menor demanda y cuando la planta necesita ser limpiada, se recurrirá a un expediente de regulación temporal y se parará".

Ercros anunció hoy a los sindicatos la presentación de un ERE para despedir a 271 trabajadores y suspender temporalmente los contratos de otros 139 empleados de sus plantas españolas, medidas que se enmarcan en un plan de ajuste que afectará al 22 por ciento de la plantilla de la compañía y supondrá una reducción de costes de unos 48 millones de euros, según estimaciones de la multinacional.

Los despidos vendrán derivados del cierre definitivo de las plantas de clorometanos de Flix (Tarragona) y Palos de la Frontera (Huelva), municipio en el que Ercros también prevé cerrar sus factorías de EDC --materia prima para fabricar el PVC-- y de electrolisis.

La multinacional catalana que preside Antoni Zabalza también prevé una reducción de la estructura en sus centros catalanes de Flix, Tarragona, Tortosa y Cerdanyola, así como la ya citada en Almussafes y otros recortes en Aranjuez (Madrid) y Cartagena (Murcia).