La cadena británica ITV realiza otra ronda de despidos

La cadena de televisión británica ITV despedirá a más de 500 trabajadores de su actual plantilla de 4.500 y pondrá en marcha un duro plan de ajuste para intentar superar la caída en la inversión publicitaria y los problemas financieros que tiene debido a su deuda de casi 3 billones de euros. La compañía ya realizó un primer recorte de personal hace cinco meses, que entonces alcanzó a 1.000 empleados. Se cree que los nuevos despidos afectarán principalmente a su área de producción y que podrían cerrarse los grandes estudios que tiene en Yorkshire. ITV también está estudiando una fusión con Channel 4 y Channel Five.