López (CCOO): "Caja Madrid tiene que aprobar sus cuentas de 2008 por encima de cualquier apetencia"

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

El secretario regional de Comisiones Obreras, Javier López, afirmó hoy, tras la tensa reunión celebrada ayer por la comisión de control de Caja Madrid, que la entidad "tiene que aprobar sus cuentas de 2008 por encima de cualquier apetencia y debe prevalecer el interés general".

"Vamos a intentar asegurar por todos los medios que la comisión de control sigue funcionando; y si hay problemas jurídicos, personales o de otro tipo, intentar solucionarlos por el camino, pero no permitir que estos problemas corten la vía de funcionamiento del único lugar ahora mismo que hay que salvar en la caja, porque tiene que aprobar sus cuentas", sentenció.

En rueda de prensa conjunta con su homólogo de UGT, José Ricardo Martínez y el secretario general del PSM, Tomás Gómez, el responsable de Comisiones Obreras subrayó que el sindicato no está ni del lado del alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, ni del lado de la presidenta, Esperanza Aguirre, sino del lado de los trabajadores de la caja y los impositores y clientes que tienen allí sus ahorros, y en contra de todo aquel que la ponga en peligro por "irresponsabilidad y para utilizar la caja para otros fines a los adjudicados por su carácter social".

"Estamos en el bando de los que consideramos que la inestabilidad en una entidad financiera como Caja Madrid no puede verse sometida a las tensiones de un gobierno que ha entrado como elefante en cacharrería en la Ley de Cajas, modificando artículos y el funcionamiento de la propia caja", declaró.

López justificó así la posición mantenida por los representantes de Comisiones Obreras en la reunión de ayer de la comisión de control de la entidad, en la que abandonaron su tradicional alineamiento con los 'gallardonistas' e Izquierda Unida. De hecho, ayer criticaron junto a aguirristas, PSOE y UGT la decisión del director del Contribuyente del Consistorio, Fernando Serrano, de hacerse con la presidencia de este órgano haciendo valer el auto del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que levantaba su suspensión cautelar. En este sentido, López destacó que en la reunión de ayer los miembros de CCOO estuvieron "con todos los bandos", puesto que la posición "prácticamente unánime" es que "hay que salvar el papel de la comisión de control financiero de la entidad para que no haya riesgo alguno al aprobar sus cuentas revisadas, controladas y avaladas por su comisión". "La comisión de control tiene que funcionar por consenso y luego los tribunales de justicia irán diciendo hasta dónde se pasó de la raya Esperanza Aguirre", consideró.

A su juicio, el episodio se debe a que "Serrano había sido expulsado (por la Comunidad de Madrid) de malas maneras y se produjeron problemas en la honorabilidad, que se siente dañada de cada persona". "Pero creo que esto se restablece y no será en ningún caso la causa por la cual la Comisión de control no pueda ejercer dignamente, como lo ha hecho siempre con profesionalidad, su papel de árbitro para aprobar unas cuentas claras y transparentes", confió.