Los sindicatos radicalizarán sus protestas para asegurar el trabajo de los 112 operarios de la oposición revisada

OVIEDO, 8 (EUROPA PRESS)

Los sindicatos CSIF, CSI, Usipa, FSP de UGT y el sector de Administración Pública de CCOO, radicalizarán sus protesta para oponerse a la posibilidad de que parte de los 112 empleados del Servicio de la Administración del Principado con contrato laboral indefinido tengan que cesar en sus puestos tras dos años desarrollando su trabajo. El motivo es que estos operarios, que hicieron las pruebas en 2004, ven peligrar sus puestos de trabajo después de que una de las aspirantes reclamase el ejercicio, dándole la razón el Tribunal Superior de Justicia del Principado de Asturias.

Según el secretario de Acción Sindical de CSIF de Asturias, Juan Gavira, cualquier despido de esas personas sería algo "absolutamente inadmisible", y señaló que lo correcto sería que las personas que hicieron las cosas mal "asuman sus responsabilidades".

En este sentido, solicitó la dimisión de la directora del Instituto Adolfo Posada, Beatriz Martínez Gayoso, y el director general de Función Pública del Principado, Daniel Álvarez. "Son puestos a dedo que ganan miles de euros", comentó. "Esos espabilados, nombrados a dedo, ni siquiera supieron defender un proceso de selección y ahora quieren que paguen las consecuencias los trabajadores", dijo Juan Gavira.

Además, desde los sindicatos se recordó que ya ha sido despedido una cocinera que se encontraba en una situación parecida. "No tienen humanidad alguna, son chapuceros y tienen un montón de procesos abiertos contra los problemas de selección", señaló.