Los trabajadores de Logex inician una huelga de hambre indefinida en protesta por los despidos

PAMPLONA, 7 (EUROPA PRESS)

Los trabajadores de Logística Externa S.L. (Logex), que suministra las lunas del modelo Polo a Volkswagen Navarra, han iniciado una huelga de hambre indefinida en protesta por la intención de la empresa de despedir a toda la plantilla y con el objetivo de conseguir "soluciones reales".

A finales del mes de abril, la dirección de la empresa presentó un ERE para rescindir los contratos a la totalidad de plantilla, 18 personas, después de que Volkswagen haya adjudicado las lunas del nuevo Polo a otra compañía. La reivindicación de los trabajadores es que la nueva suministradora subrogue la plantilla.

Ya el pasado 20 de abril los trabajadores de Logex iniciaron una huelga indefinida con el objetivo de reivindicar el mantenimiento de sus puestos de trabajo. Además, durante las últimas semanas se han encadenado a las puertas de VW, han realizado encierros, una caravana de coches por las calles de Pamplona, cortes de carretera, recogida de más de 4.000 firmas para presentar a la dirección de VW, manifestación desde la plaza de los Burgos así como varias concentraciones en diferentes lugares.

Sin embargo, criticaron que hasta el momento no han obtenido respuesta positiva y "tan sólo" han recibido "buenas palabras por parte de unos e indiferencia por parte de otros y ningún compromiso firme". Además, añadieron, han observado como desde el sábado 18 de abril, la empresa FCC Logística "está realizando con personal de su plantilla las tareas que corresponden a los trabajadores de Logex, constituyendo una vulneración muy grave de nuestro derecho de huelga".

A juicio de los trabajadores de Logex "la última decisión sobre quién suministra o no a VW la tiene únicamente la propia VW y no los proveedores", por lo que hacen "responsable directa de las consecuencias de la huelga de hambre indefinida a VW Navarra". Así mismo, hacen extensible esta responsabilidad a las empresas FCC Logística, Sanint-Gobain,FM y Logex.

También expusieron que responsabilizan de su situación, además de a las empresas citadas, al Gobierno de Navarra, partidos políticos y sindicatos, "porque debieran exigir la garantía de todos los puestos de trabajo aunque VW decida cambiar de proveedor".

En este sentido, aseguraron que están "acostumbrados" a que en Navarra se hable de la empresa Volkswagen cuando contrata, "aunque sea de forma eventual". Pero "lo que no se quiere ver", añadieron, "es la cantidad de trabajadores de subcontratas de VW que están perdiendo su trabajo en los últimos años por culpa de decisiones de la propia empresa".