Más de medio millar de trabajadores de Iveco demandan en Valladolid un futuro para la factoría

Los sindicatos piden que se establezcan ayudas para los vehículos industriales ante la situación del sector

VALLADOLID, 15 (EUROPA PRESS)

Más de medio millar de trabajadores de la factoría vallisoletana de Iveco demandaron hoy en Valladolid el apoyo de la Administración regional para la fábrica y garantizar así su futuro, ya que desde octubre se contabilizan dos expedientes de regulación de empleo (ERE) y existe la posibilidad de un tercero.

Los empleados de la fábrica, que utilizaron silbatos y petardos para hacer oír su protesta, se concentraron frente a la Consejería de Economía de la Junta de Castilla y León con una pancarta en la que manifestaban su lucha "por el mantenimiento del empleo" y por su "futuro" en Iveco, para lo que reclaman "compromiso institucional ¡ya!".

El responsable de UGT en Iveco, Juan Carlos López, recordó que en julio se acaba la aplicación de un segundo ERE en la planta vallisoletana, donde trabajan unas 1.200 personas (todas ellas afectadas), que previsiblemente en el mes de julio se acabe, pero están viendo que los trabajadores de los centros de Valladolid y Barcelona que la empresa puesto en la mesa expedientes pero ya sin complemento al paro y en el caso de Madrid extintivo para 1.094 empleados.

Viendo la situación del mercado y las ventas, porque el vehículo industrial es distinto al automóvil, indicó López, se ven "abocados" a un tercer expediente, aunque no creen que será extintivo, pero sí consideran que habrá dificultades para conseguir el complemento al paro, por lo que piden el compromiso de la Administración.

En este sentido, el responsable de UGT (formación con diez representantes en el Comité de Empresa, igual que CC.OO. y a los que se suman tres de CGT) pidió a la Junta que sea sensible a sus necesidades y pidió que las ayudas a la automoción también se extiendan a los vehículos industriales, ya que la producción actual es un 25 por ciento de la de otros años.

Por su parte, Germán Hernando, de CC.OO, manifestó la preocupación e "inquietud" de los trabajadores por la situación del sector de la automoción en general y "muy especialmente" el de los fabricantes de vehículos industriales.

NECESIDAD DE APOYOS

Por ello, exigió a todas las administraciones, en este caso a la Comunidad, la adopción "inmediata y urgente" de medidas "serias y eficaces" para reactivar la demanda de vehículos industriales, principal problema al que se enfrentan.

"Las ayudas y las medidas a la automoción en muchos casos han llegado tarde, de manera desigual, de forma descoordinada y en algunos casos con cuentagotas", indicó Hernando, quien añadió que en el caso de los fabricantes industriales prácticamente "brillan por su ausencia".

De seguir así y no poner remedio urgente e inmediato desde las instituciones, considera que lo que hoy es una situación de "máxima gravedad" en pocos meses puede ser "dramática".

En la misma línea se manifestó el representante de CGT, Ramón Martín, añadió además que ya se habla de que "sobra" un 10 por ciento de la plantilla y podrían plantearse despidos en el futuro, ya que no quedan eventuales tras no renovarse a más de 300.

Por ello, insistió en que se manifieste un compromiso y se garantice el futuro de la factoría de la misma manera que se ha hecho con otras empresas de la Comunidad, sobre todo si se tiene en cuenta que a los 1.200 trabajadores de Iveco se suman los de las empresas auxiliares.

Durante la protesta, una representación de los trabajadores se reunió con el director general de Trabajo, Miguel Ángel Díez Mediavilla, a la que posteriormente se incorporó el vicepresidente segundo y consejero de Economía y Empleo, Tomás Villanueva.