Nissan confirma a los sindicatos que ha suspendido la inversión en Tánger

  • Barcelona, 10 feb (EFE).- La dirección de Nissan ha confirmado a los sindicatos en un encuentro celebrado hoy que se ha suspendido la inversión en la nueva planta del grupo en Tánger (Marruecos), con lo que desaparecería la principal amenaza a largo plazo para el futuro de la planta del grupo en Barcelona.

Nissan confirma a los sindicatos que ha suspendido la inversión en Tánger

Nissan confirma a los sindicatos que ha suspendido la inversión en Tánger

Barcelona, 10 feb (EFE).- La dirección de Nissan ha confirmado a los sindicatos en un encuentro celebrado hoy que se ha suspendido la inversión en la nueva planta del grupo en Tánger (Marruecos), con lo que desaparecería la principal amenaza a largo plazo para el futuro de la planta del grupo en Barcelona.

La dirección y el comité de empresa de Nissan han mantenido hoy una nueva reunión para abordar el plan de futuro de la factoría y negociar el excedente de plantilla que la multinacional asegura que tiene en la planta catalana y que sigue cifrando en cerca de 1.400 personas, punto en el que no se han producido avances significativos.

Según han señalado a Efe fuentes sindicales, la dirección de Nissan no ha querido confirmar que se vayan a fabricar en Barcelona las furgonetas X-11 y el X-81, que iban a ensamblarse en Tánger y que ahora no tienen destino dentro del grupo.

Lo único que la dirección ha dado a entender es que la planta de Nissan en Barcelona opta a fabricar estas furgonetas dentro de la multinacional, dentro de su estrategia de conseguir nuevas cargas de trabajo, pero se ha recalcado que desde la dirección de la multinacional no hay ninguna decisión tomada.

Nissan sigue insistiendo en que tienen que rebajar la plantilla a 2.800 trabajadores -cerca de 1.400 menos del equipo humano actual- y han querido aclarar que incluso si se consiguiesen las furgonetas sólo se conseguiría paliar la crisis de este año y los dos siguientes, pero no se podría rentabilizar la planta en su actual dimensión.

Por ello los sindicatos han vuelto a poner sobre la mesa que en el plan industrial de Nissan en Barcelona faltan muchas cosas por concretar, entre ellos los vehículos a los que se optan, los niveles de producción previstos y las inversiones previstas.

Precisamente siguiendo la línea argumental de la empresa los trabajadores han demandado en la reunión de hoy, que ha durado más de tres horas, algún tipo de garantías sobre las inversiones que pudieran llevarse a cabo más a largo plazo, en el período 2010-2012.