Termina el conflicto laboral en Mitsubishi Venezuela y reinician la producción

  • Caracas, 23 mar (EFE).- La compañía japonesa Mitsubishi en Venezuela anunció hoy la solución del conflicto laboral y el reinicio de la producción de automóviles tras alcanzar un acuerdo con el sindicato que había paralizado sus instalaciones durante dos meses y medio.

Termina el conflicto laboral en Mitsubishi Venezuela y reinician la producción

Termina el conflicto laboral en Mitsubishi Venezuela y reinician la producción

Caracas, 23 mar (EFE).- La compañía japonesa Mitsubishi en Venezuela anunció hoy la solución del conflicto laboral y el reinicio de la producción de automóviles tras alcanzar un acuerdo con el sindicato que había paralizado sus instalaciones durante dos meses y medio.

La planta de Barcelona (estado oriental de Anzoátegui) permanecía detenida desde que el pasado 12 de enero el sindicato Singetram decidiese tomar las instalaciones como protesta por el despido de más de un centenar de trabajadores de una empresa contratista.

El acuerdo, alcanzado el pasado sábado en la sede del Ministerio de Trabajo venezolano, contempla el pago de los salarios caídos sujetos a una producción mínima de 60 unidades diarias y a la reincorporación de los servicios de la contratista, Induservis.

El sindicato Nueva Generación de Trabajadores, (Singetram), se comprometió, por su parte, a levantar la toma de las instalaciones de la multinacional.

"El acuerdo fue el único camino que encontramos para establecer nuestros derechos", señaló Jorge Díaz, vicepresidente senior de Asuntos Comerciales de Mitsubishi Motors Company (MMC) Automotriz, en un comunicado difundido hoy.

A partir del próximo miércoles, la empresa japonesa que comercializa en Venezuela las marcas Mitsubishi, Hyundai y FUSO, reanudará sus actividades administrativas y, tras las vacaciones de Semana Santa, las operaciones de producción.

Finaliza así un conflicto laboral que mantuvo detenida la producción de la planta durante más de dos meses y que se saldó con dos muertos y seis heridos por disparos de la policía a finales del mes de enero.

Los hechos ocurrieron cuando un tribunal regional ordenó desalojar a más de un centenar de trabajadores de Induservis que la mantenían tomada tras ser despedidos.

La crisis se prolongó desde que trabajadores afiliados al sindicato del sector, Singetram, tomaron las instalaciones de Mitsubishi ante la decisión de la directiva de no contratar a 135 trabajadores de la contratista Induservis, compañía que prestaba servicios de mantenimiento.

Los conflictos laborales en el sector automotriz en Venezuela no solo han afectado a Mitsubsihi ya que, por el momento, la producción de Toyota de Venezuela también se encuentra detenida debido a las demandas de sus trabajadores.