Tyco aplica un ERE temporal de 90 días en Montcada i Reixac (Barcelona)

La fábrica de Berga cesará la actividad definitivamente en mayo

BARCELONA, 26 (EUROPA PRESS)

La empresa de componentes del automóvil Tyco Electronics ha aplicado un nuevo Expediente de Regulación de Empleo (ERE) a su planta de Montcada i Reixac (Barcelona) para unos 200 empleados de la fábrica, repartidos en cuatro grupos, que trabajarán una semana al mes durante los próximos seis meses.

Según explicaron fuentes sindicales a Europa Press, la compañía optó por este expediente, que calificaron de "salvaje", para tener a los trabajadores en sus durante "unos 90 días" alegando la importante caída de la demanda en el sector por la crisis económica.

Las mismas fuentes reconocieron cierta "inquietud" ante esta situación que, a pesar de ser temporal, perdurará hasta septiembre y puede hacer peligrar "la continuidad del empleo e incluso el futuro de la planta catalana", en la que trabajan unas 320 personas.

"La fábrica de Montcada es de las mejores, altamente tecnológica y con valor añadido, pero no tenemos detrás una gran marca de automóviles que nos apoye como sí sucede en las plantas europeas de Tyco con las que competimos en Alemania, Bélgica y Suiza", añadieron.

Temieron que si la situación del mercado en el sector no repunta próximamente "hay un excedente de capacidad productiva en la planta" que podría hacer peligrar algunos turnos como el de fin de semana. Asimismo, recordaron que esta situación se repite en las demás plantas europeas.

A finales de 2008, Tyco anunció el cierre de su factoría en Berga (Barcelona) para trasladar la producción a Europa del Este (República Checa y Hungría), una operación que culminará en mayo con la salida del último grupo de trabajadores --una veintena que todavía están en la planta--, así como otro grupo reducido de ellos que trabajan para Berga desde Montcada.

Al parecer, finalmente las negociaciones con una empresa que debía quedarse en las instalaciones de Tyco en Berga no llegaron a materializarse en un acuerdo y la nave quedará "vacía y a la venta", según los sindicatos.

Explicaron que había un acuerdo con una empresa de logística que se comprometía a la recolocación de una cincuentena de los 120 trabajadores despedidos en Berga, pero Tyco puso como condición a la plantilla que los que se recolocaran no tendrían derecho a percibir la indemnización, por lo que "a pocos les interesó" y no hubo acuerdo.

A la vez que comunicó la deslocalización de la producción de Berga, la multinacional alemana también aplicó un ERE que supuso la salida de 80 trabajadores en Montcada y un pequeño grupo en las oficinas de Barcelona, en las que trabajan un centenar de personas.