UGT critica el despido de cinco trabajadores en la empresa PREMON de la localidad turolense de Montalbán

TERUEL, 9 (EUROPA PRESS) El sindicato UGT criticó hoy el despedido de cinco trabajadores de la planta de PREMON en la localidad turolense de Montalbán, entre los que se encuentra el que hasta ahora era delegado sindical de la empresa. Para el secretario general del Metal y la Construcción de UGT Aragón, Luis Tejedor, estos despidos son "un abuso". Tejedor explicó que la empresa justifica los despidos por "causas productivas". Algo que, a su juicio, no se ajusta con la realidad, y a que en 2007 la empresa sirvió más 18.400 metros cúbicos de hormigón y en la que los trabajadores hicieron de media 280 horas extra. El año pasado, la producción alcanzó los 19.600 metros cúbicos y cuyos trabajadores realizaron 290 horas extraordinarias. No sólo le parece un "abuso" que "se permita a una empresa despedir por estas razones", sino que además la empresa solicita que "una parte de la indemnización la pague el Fondo de Garantía Salarial". Así que, Tejedor reconoció que "hay una crisis" pero añadió que "hay empresas, como ésta que, batiendo récord de producción despiden a 5 trabajadores de un total de 16 basándose en temas productivos. Por esa regla, todos los trabajadores de este país podríamos ser despedidos". El sindicalista anunció que, puesto que la empresa sirve material para la realización de obras públicas (la variante de Palomar de Arroyo, la travesía de Martín del Río y la variante de Montalbán) tienen la intención de reunirse con los alcaldes de la zona, así como con el presidente de la Diputación Provincial de Teruel". Y es que, además Tejedor puso de manifiesto que la empresa ya despidió hace años a tres personas, también entre ellos al trabajador que ejercía como delegado sindical. La Audiencia declaró entonces nulos los despidos. Ahora, la empresa ha vuelto a despedir a cinco trabajadores, entre ellos al nuevo delegado sindical y a uno de los trabajadores cuyo despido fue declarado nulo y que fue readmitido por la empresa. Finalmente, el representante de UGT destacó que "los motivos del despido son alegales, no son reales". Así que aseguró que "no nos gustaría tener que acudir a medidas de presión, pero sí queremos que la opinión pública y las Administraciones tomen conciencia de esta situación".