Unas 2.000 personas protestan en Barcelona contra los costes de la crisis

  • Barcelona, 28 mar (EFE).- Unas 2.000 personas se han manifestado esta tarde por el centro de Barcelona contra el coste para los trabajadores de la crisis económica, los ERE que afectan a multitud de empresas, el aumento del número de parados y a favor de un sinfín de causas sociales.

Unas 2.000 personas protestan en Barcelona contra los costes de la crisis

Unas 2.000 personas protestan en Barcelona contra los costes de la crisis

Barcelona, 28 mar (EFE).- Unas 2.000 personas se han manifestado esta tarde por el centro de Barcelona contra el coste para los trabajadores de la crisis económica, los ERE que afectan a multitud de empresas, el aumento del número de parados y a favor de un sinfín de causas sociales.

Organizada por la Plataforma Que la Crisis la Paguen los Ricos, que engloba a más de un centenar de sindicatos, movimientos sociales y organizaciones políticas o culturales, los manifestantes, una representación variopinta del tejido social barcelonés, han reclamado un "sistema justo donde los trabajadores no estén al servicio de los negocios de los ricos".

Jóvenes, gente mayor, parados, colectivos de inmigrantes -africanos, magrebíes y latinoamericanos, principalmente-, sindicalistas y ciudadanos particulares han salido de la Plaza Universidad para atravesar el centro de Barcelona y finalizar la protesta en la Plaza Sant Jaume, una marcha que abría y cerraba una discreta presencia de la Guardia Urbana y los Mossos d'Esquadra.

Pancartas que denunciaban "150.000 millones de euros para los banqueros", "Más de mil despidos cada día en Cataluña", banderas de CSC, IAC, PSUC Viu o CGT, banderas independentistas catalanas, "senyeres" y enseñas republicanas, además de globos gigantes verdes y rojos eran parte de la escenografía de la manifestación, reivindicativa pero lúdica.

Mientras se mostraban lemas como "Basta de ERE's. Ningún despido", "No ERE, 65 horas, paro, crisis, capitalismo" o "El capitalismo no funciona. Una solución, una revolución", la marcha avanzaba lentamente llevando a cabo diversas 'performance', como el lanzamiento de zapatos contra las fotos de los líderes del G-20, la quema de un euro gigante o los ataúdes colocados frente a la sede de la patronal Fomento del Trabajo.

Consignas como "Govern d'Entesa, govern d'empresa", "Que la crisis la paguen los ricos", "La crisis social que la pague el capital", "Nadie es ilegal", "La izquierda pija también privatiza", "Bolonia se aplica a porrazos", "Se va a acabar el terrorismo patronal, "Libertad de expresión, policía no" o "La ley de Extranjería para la reina Sofía" han sido las más coreadas".

A la altura del café Zurich, un británico rubio, con cara de no entender nada, preguntaba los motivos de la protesta. Al explicársele que se trataba de una manifestación contra la crisis económica, respondía: "¿Crisis? ¿En España? Curioso".

Poco después, un portavoz de la Asociación de Vecinos del Poble Sec leía un manifiesto para explicar la situación de su barrio, mientras los manifestantes gritaban que "el único ilegal es el capital".

Mientras tanto, un colectivo organizaba una espectacular "performance" con una decena de personas desnudas, con el cuerpo vendado con plásticos, que eran 'detenidas' por unos pseudo-policías que las perseguían a golpes de 'porra' cuando se escapaban y las volvían a integrar en un redil-red, dirigido por un 'capitalista' de traje y puro.

Al final, se ha leído una "Carta abierta al presidente Montilla" donde se pedían "políticas sociales reales" para los trabajadores, un "reparto del trabajo", "oposición real del gobierno a lo despidos y negativa a los ERE utilizados como herramienta de reestructuración sin control", "más control de los incumplimientos de las empresas en materia de contratación" y "promover cambios legislativos en el Congreso para abolir las reformas laborales que aprobó el PP entre 1996 y 2004".

Y los manifestantes seguían gritando: "Otro mundo es posible sin guerras ni capitalismo".