Unos 700 delegados sindicales se reúnen para preparar la manifestación contra la proliferación de ERE

PALMA DE MALLORCA, 16 (EUROPA PRESS) Unos 700 delegados sindicales de las centrales UGT, CCOO y USO se reunieron hoy para preparar la manifestación contra la proliferación de expedientes de regulación de empleo (ERE), algunos de los cuales "no se pueden aceptar" porque están "absolutamente injustificados". La marcha tendrá lugar el próximo 26 de febrero en las tres islas principales del archipiélago. Así lo explicaron hoy, en declaraciones a los medios de comunicación, los líderes de los tres sindicatos en las islas, Lorenzo Bravo (UGT), Josep Benedicto (CCOO) y David Díaz (USO), quienes consideraron la jornada de hoy como "preparatoria" de la protesta convocada para la próxima semana, ya que los delegados intercambian impresiones sobre la situación en cada empresa y las medidas a tomar. "No podemos admitir que se produzcan procesos de deslocalización --empresarial--, especialmente, después de haber obtenido ganancias importantes durante los últimos años", señaló a este respecto Benedicto, quien aprovechó para recordar que los países hacia donde se desvía la producción carecen de derechos laborales y sindicales, o bien están "muy recortados"; por lo que "no podemos permitirlo", aseveró. Así, la protesta nace como una "respuesta" a la situación actual, cuya última novedad es la petición de la patronal Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) de más flexibilidad en los despidos "de la que ya tienen", apuntó el líder del CCOO; quien, al igual que sus homólogos, señaló que "haremos frente a estos procesos", ya que "ahora nos quieren pagar lo mismo por hacer ración doble", sintetizó Bravo. La Asamblea se celebró a partir de las 10.00 en la sede de la ONCE en Palma y en la Sala Multifuncional de Es Mercadal, en Maó. Asimismo, en Eivissa tendrá lugar a las 18.00 horas en Can Ventossa. Mientras, la manifestación, el 26 de febrero, partirá a las 19.30 horas de la Plaza España para alcanzar el Borne, tras pasar por algunas de las principales vías del centro de la ciudad, bajo el lema 'Por la ocupación. Basta de expedientes y despidos. Por la mejora de la protección del paro'.