Expertos defienden que "el camino para superar la crisis" no debe implicar "retrocesos" en materia de conciliación

La Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios elabora un decálogo con "consejos para salir de la crisis"

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

La Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios, presidida por Ignacio Buqueras, defendió en su último pleno que el camino para superar la crisis "no debe pasar por un retroceso" en materia de flexibilidad y de conciliación de la vida personal, familiar y laboral; ni por prolongar las jornadas de trabajo.

Según estos expertos, de producirse esta situación, "en lugar de ayudarnos a vencer la crisis, la agravaría". "Por el contrario, los españoles debemos seguir avanzando hacia unos horarios más racionales y flexibles", prosiguen.

La comisión también defiende que, para hacer frente a la actual coyuntura económica, "es preciso adoptar medidas valientes e imaginativas que nos hagan salir cuanto antes del bache a fin de conseguir una mayor eficiencia de nuestras empresas".

Por este motivo, han publicado un decálogo con consejos destinados tanto a las empresas como a los trabajadores. El documento recomienda ir "tarea por tarea" para mejorar la calidad del trabajo, y ganar en perspectiva y en control del tiempo. Además, aconsejan "gestionar bien el día a día", saber organizar las agendas y eliminar, por ejemplo, las reuniones, actos, y viajes que sean prescindibles.

Por ello, abogan por utilizar correctamente el correo electrónico y el móvil para estar "concentrados y serenos". "Mirar cada cinco minutos si entra algo sólo sirve para distraerse y estar tenso", apostilla el texto.

El decálogo también hace un llamamiento a la puntualidad, a las reuniones con efectividad --en las que son aconsejables fijar una hora de comienzo y fin--, a la promoción del talento, y a dirigir por objetivos "recompensando a los empleados más eficaces y reconduciendo a los que no lo son".

Asimismo, aconseja "adaptarse a la nueva realidad", trabajar en equipo, motivar a los trabajadores a través de estímulos y fomentando que tengan iniciativas propias. En este punto, asegura que los empleados rinden más "cuando ganan tiempo para su vida privada, y cuando se les concede mayor capacidad de decisión y responsabilidad".

Por último, el decálogo recomienda "pensar en positivo" ya que, una crisis "es siempre una oportunidad para mejorar", en este caso, en aquellas cuestiones relacionadas con la racionalización de los horarios españoles, que deberían normalizarse con los de otros países de la Unión Europea.