Feijóo reitera que cambiará la Ley de Función Pública aunque se pedirá "acreditar un nivel" de gallego a los opositores

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 26 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, reiteró hoy su intención de modificar la Ley de Función Pública, concretamente el artículo 35, para que los opositores a al Administración pública no tengan que realizar el examen en gallego, aunque "se les pedirá que acrediten un nivel de conocimiento del idioma".

En declaraciones en Punto Radio, recogidas por Europa Press, Feijóo manifestó su deseo de volver a la "normalidad" en temas lingüísticos, que "es lo contrario de la imposición", y alcanzar "un bilingüismo cordial y libertad lingüística", como en el ámbito de la enseñanza a través de una consulta a los padres para que decidan "cual es la lengua materna en la que quieren que sean educados sus hijos".

Por su parte, los sindicatos CC.OO., UGT y CIG rechazaron la modificación propuesta por la Xunta de cara a las oposiciones ya que, en su opinión, supone una "muestra un prejuicio lingüístico claro ante la obligación de garantizar la competencia en ambos idiomas" de los empleados públicos.

Las reuniones que mantuvieron ayer representantes del Ejecutivo autonómico y de CC.OO., UGT y CSI-CSIF se zanjaron, según confirmaron fuentes sindicales a Europa Press, "en poco tiempo" y sin avances aparentes con respecto a las posturas manifestadas el pasado viernes en la Mesa Xeral de Negociación de Empregados Públicos. Por su parte, la CIG declinó la invitación del Gobierno gallego para seguir "negociando" el texto de la propuesta.

Por otro lado, CSI-CSIF consideró que no se puede obligar a los opositores a conocer las lenguas de todo el Estado antes de tener plaza en una comunidad autónoma y reclamó "que se deje de lado" el empleo público en cuestiones "de oportunismo político".