La crisis pasa factura en los autónomos de Baleares, que se acogen por primera vez a la renta mínima de inserción

Las solicitudes para disponer de esta prestación se han multiplicado en lo que llevamos de año

PALMA DE MALLORCA, 23 (EUROPA PRESS)-

La crisis económica ha provocado que por primera vez los autónomos de la comunidad que han dejado su actividad por falta de trabajo hayan comenzado a solicitar la renta mínima de inserción, destinada a aquellas personas que ya han agotado el subsidio y no tienen ingreso alguno.

Además de los trabajadores autónomos, la mayoría de solicitantes que acuden para reclamar este tipo de prestación son mujeres con hijos menores a su cargo y personas que viven solas, además de inmigrantes, según los datos proporcionados a Europa Press por el Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS).

Las solicitudes para obtener una renta mínima de inserción se han duplicado en los primeros meses del año con respecto al mismo periodo de 2008. La cifra no para de crecer. Sólo en enero y febrero de este año, con las 640 solicitudes, ya se superó el número total que hubo el pasado año, cuando se recogieron 504 peticiones.

Esta circunstancia ha hecho que el Govern tenga que incrementar los recursos destinados a esta partida, prevista inicialmente en 2,5 millones de euros, en el caso de que se mantenga el aumento de peticiones. El total destinado a la renta mínima de inserción en 2008 fue de 2,7 millones.

MÁS MUJERES Y EXTRANJEROS

De acuerdo con la memoria de 2008, las personas titulares de la RMI fueron 894 de las que un 68 por ciento (611) fueron mujeres y el 32 por ciento hombres (32 por ciento). Respecto a la nacionalidad, más de la mitad son extranjeros, el 57 por ciento (506) y el 43 por ciento (388) son de nacionalidad española.

Entre los inmigrantes, las principales nacionalidades de los titulares de la ayuda son de Marruecos, el 7,2 por ciento (64); Argentina, el 6,8 por ciento (61); Bolivia, el 6,7 por ciento (60) y Nigeria, el 4,02 por ciento (36).

Por grupos de edad, el mayor porcentaje, el 41 por ciento corresponde a personas de entre 30 y 44 años, el 28 por ciento de entre 45 y 59 años, el 16 por ciento tienen menos de 29 años y el 15 por ciento 60 o más años.