La Mancha desciende un 2,3%, en el primer trimestre de 2009, según ATA

Pide que la administración ponga freno a la sequía financiera, sobre todo en entidades bancarias en las que está presente

TOLEDO, 29 (EUROPA PRESS)

El número de trabajadores autónomos en Castilla-La Mancha ha descendido un 2,3%, durante el primer trimestre de 2009, pasando de los 159.048 autónomos a 31 de diciembre de 2008 a 155.337 a 31 de marzo de 2009, lo que se traduce en 3.711 emprendedores menos, según se desprende de un informe elaborado por la Asociación de Trabajadores Autónomos de Castilla la Mancha-ATA.

En nota de prensa la asociación indicó que todas las provincias castellano-manchegas han visto descender en los tres primeros meses de 2009 su número de trabajadores por cuenta propia, siendo Guadalajara la provincia que ha experimentado un mayor descenso (-3,4%), pasando de los 15.238 autónomos en diciembre de 2008 a 14.725 en marzo de este año.

Le sigue Toledo, con un descenso del -2,8% en el número de trabajadores dados del alta en el RETA, lo que en términos absolutos se traduce en 1.531 trabajadores autónomos menos. Ciudad Real y Albacete también vieron descender el número de autónomos durante el pasado ejercicio, aunque por debajo de la media de la comunidad, un -2,1% y -2%, respectivamente. Cuenca fue la provincia que cerró el primer trimestre de 2009 con menor decrecimiento de autónomos, un -1,4%.

El informe elaborado por ATA muestra un análisis de la evolución de los trabajadores por cuenta propia castellano-manchegos según el género. De los 155.337 cotizantes en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) en Castilla-La Mancha, el 73,1% son varones (113.586) frente a tan solo el 26,9 % de mujeres (41.751). Desde ATA destacaron el hecho de que de los 3.711 trabajadores por cuenta propia que ha perdido el RETA, el 85,9% son varones (3.187 hombres autónomos menos en el RETA desde principio de año). Además, los autónomos castellano-manchegos varones han duplicado el ritmo de decrecimiento que las mujeres (un -2,7% en el caso de los hombres frente al -1,2% de las mujeres).

CONSTRUCCIÓN, SECTOR MÁS AFECTADO

El informe muestra también un completo análisis sobre la evolución entre enero y marzo de 2009 de los trabajadores por cuenta propia por provincias y sectores de actividad, donde desde ATA resaltaron que la actual crisis económica ha pasado factura a los especialmente a los sectores de la construcción, agricultura e industria, sectores que han acaparado prácticamente la totalidad de las bajas (de los 2.010 autónomos menos registrados en el periodo enero-marzo de 2009, 1.695 autónomos son de algunos de estos tres sectores) y que han descendido en todas las provincias castellano manchegas.

Así Toledo, es la provincia en la que de los 910 afiliados menos al RETA que se han registrado en este periodo, 648 han sido de la construcción, lo que representa el 71,2% de las bajas. Por el contrario, Albacete ha sido la única provincia en la que las bajas de autónomos de la construcción representan menos del 50%, concretamente un 39,2%. El comercio, por otra parte, ha registrado descenso en todas las provincias, salvo en Cuenca.

No obstante, desde ATA indicaron que no todos son datos negativos. La hostelería ha logrado mantenerse y ha cerrado el trimestre con 32 nuevos emprendedores (+0,2%). Además, hay sectores que, aunque hasta el momento no son mayoritarios en cuanto al número de autónomos, han visto crecer el número de emprendedores en 2009. Se trata de las actividades financieras y de seguros (+1,2%), educación (+0,6%), actividades sanitarias (+0,5%) e información y comunicación (+0,4%).

"Las cifras del informe elaborado por ATA ponen de manifiesto-- aseguró el coordinador General de ATA Castilla-La Mancha, José Luis Perea-- que la comunidad autónoma es especialmente sensible a la actual crisis económica, especialmente los autónomos de la construcción, agricultura, industria y comercio, sectores que han perdido 1.287, 215, 193 y 115 trabajadores autónomos, respectivamente".

Según Perea Castilla-La Mancha ha pasado de ser la comunidad que más autónomos aportaba al RETA, creciendo tres veces por encima de la media nacional, a perderlos en la misma proporción. Sin embargo la pérdida de estos autónomos en los últimos meses no solo se debe a la disminución del consumo sino también a la falta de liquidez financiera para mantener sus negocios. "El cierre del grifo de las entidades bancarias incrementará sin duda estos datos tan negativos", dijo.

"Por ello, ahora más que nunca, hay que pedir a la administración regional que cuide de los autónomos y que ponga freno a esta sequía financiera sobre todo en todas aquellas entidades bancarias donde está presente en sus órganos de administración", defendió Perea.