Los sindicatos se concentran mañana para exigir el desarrollo del Estatuto Básico del Empleado Público

LOGROÑO, 14 (EUROPA PRESS)

Los sindicatos han organizado mañana, martes 15 de abril, una concentración frente a la sede de la Delegación del Gobierno en protesta por el Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP), que sigue sin contar con un desarrollo legislativo, pese a llevar dos años vigente.

El acto convocado en Logroño por UGT, CCOO y CSIF se llevará a cabo en toda España para exigir precisamente el desarrollo legal de este estatuto.

El EBEP fue aprobado por el Congreso de los Diputados en 2007. Tras casi dos años de vigencia, hasta la fecha "sigue sin haber tenido un desarrollo legislativo", tanto en el ámbito de las Comunidades Autónomas, como en el de la Administración General de Estado o en los ámbitos sectoriales de la Administración en su conjunto, según se recoge en una nota enviada por los sindicatos.

Este desarrollo permitirá la implantación de todas las mejoras que se contemplan en este estatuto, caso de la jubilación anticipada parcial para determinados colectivos, la carrera profesional horizontal (ascenso de nivel o tramo sin cambiar de puesto de trabajo) o el nuevo sistema de provisión de puestos de trabajo, que facilite la movilidad voluntaria de los funcionarios.

Esta circunstancia es atribuida por los sindicatos a la "desidia" del Gobierno central. Por ello, los delegados sindicales de los empleados públicos de toda España están convocados a concentrarse mañana, a partir de las 12.00 horas, frente a las sedes de las Delegaciones de Gobierno de las diferentes comunidades autónomas para "exigir el desarrollo" del estatuto.

En la convocatoria de la capital riojana, los responsables sindicales del sector público de La Rioja explicarán las razones que les han llevado a manifestarse así como sus demandas.

En opinión de CCOO, UGT y CSIF, las "expectativas" recogidas en este texto tan importante "quedan vacías de contenido" ante la falta de un necesario desarrollo normativo.

Todo ello redunda en perjuicio "no sólo" de los empleados públicos, sino del conjunto de la ciudadanía, que reclama un mejor servicio del Estado.