Más de mil autónomos y pymes protestan delante del Congreso por su "asfixia" ante la crisis

MADRID, 26 (EUROPA PRESS) Más de un millar de miembros de organizaciones de autónomos, microempresarios y pymes se concentraron hoy ante las puertas del Congreso de los Diputados para exigir al Gobierno que adopte con urgencia nuevas medidas ante la situación de "asfixia" financiera que sufren por la crisis financiera y trasladar a los grupos parlamentarios sus reclamaciones. La movilización fue convocada por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) y las patronales de pymes de Cataluña (Pimec) y Baleares (Pimeb), a las que se adhirieron otras organizaciones de carácter regional, entre ellas varias Cámaras de Comercio. Aunque la convocatoria tenía como escenario la Plaza de Neptuno, los manifestantes traspasaron el cordón policía y acabaron frente a la Puerta de los Leones de la Cámara Baja, lanzando consignas como "Zapatero dimisión". Los incidentes en lo que en principio era una concentración "pacífica y sin pancartas" forzaron al presidente de ATA, Lorenzo Amor, a pedir disculpas a las Fuerzas de Seguridad y a los medios de comunicación congregados. "Es la primera concentración empresarial que tiene lugar en España y no tenemos experiencia", admitió. Lorenzo Amor, pidió tranquilidad a los presentes al tratarse de "una concentración pacífica", que calificó como "un éxito", al tiempo que cifró en 4.000 personas, "la mitad del empresariado de España", la afluencia a la cita. "El Gobierno ha tomado medidas importantes ante la crisis económica, pero ahora mismo estamos pasando una situación calamitosa sin vender, sin producir, asfixiados económica y productivamente, hartos de morosidad pública y privada y agradecemos que los grupos parlamentarios escuchen nuestras propuestas y se comprometan a seguir trabajando", declaró Amor. Tampoco los primeros representantes políticos que se acercaron al los manifestantes escaparon a sus críticas, especialmente el diputado de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, mientras que los aplausos apagaron los gritos contra la portavoz parlamentaria del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, acompañada por la vicesecretaria de organización de su partido, Ana Mato, y el coordinador económico de su formación, Cristóbal Montoro. Estos incidentes provocaron el malestar de los representantes socialistas, encabezados por el secretario general del Grupo Socialista en la Cámara, Ramón Jáuregui, quienes trasladaron su malestar a los organizadores, recordándoles el "apoyo" del Gobierno a su colectivo, así como que el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, se reunió con ellos hace ocho días. En cualquier caso, los representantes socialistas y el presidente de ATA finalizaron su intercambio de impresiones citándose para seguir dialongando en próximas semanas. La portavoz popular pidió al presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero "que sea valiente para aceptar las propuestas de los autónomos", mientras que la diputada de Unión Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, se comprometió a "defender con todas sus fuerzas" las reclamaciones que considere justas. MEDIDAS PARA OBTENER FINANCIACIÓN Y REDUCIR LA PRESIÓN FISCAL. Entre las reivindicaciones de los autónomos remitidas a los diferentes grupos parlamentarios destacan con mayor relevancia aquellas orientadas a la obtención de financiación y a la rebaja de la presión fiscal de las pymes. En el primer caso, los colectivos de autónomos instaron a las Cámaras a la reforma de la Ley de Morosidad 3/2004, de manera que se establezca como plazo máximo de pago 60 días sin libertad de pacto entre las partes. Asimismo, dentro de esta propuesta se incluye la creación de un organismo oficial que tutele la aplicación dicha ley. Para que las empresas obtengan una mayor financiación, los autónomos también solicitaron la reducción de los plazos de pago por parte de las administraciones públicas y la adopción del ''confirming' como medio de pago habitual para facilitar la liquidez de los proveedores. Del mismo modo, las asociaciones concentradas ante el Congreso solicitaron la modificación de los plazos de las liquidaciones tributarias y de la Seguridad Social, así como el establecimiento de líneas de aval del ICO "suficientes y de aplicación ágil". En cuanto a las soluciones fiscales, destacan la propuesta de reducción de cinco puntos del Impuesto de Sociedades, hasta el 20%, así como la exención del Impuesto de Sucesiones y Donaciones a parientes de consanguinidad o afinidad de primer grado. Otras de las reducciones reivindicadas por los autónomos afectaría a los tipos de IVA de ciertos productos y servicios básicos, siguiendo el acuerdo recientemente alcanzado por el Ecofin como medida de estímulo del consumo, y también una rebaja del tipo de interés de demora (de un 7% a un 3%) y del interés legal (del 5,5% al 2%). El estímulo del no reparto de beneficios para favorecer la reinversión y la capitalización y la equiparación de los límites sobre aplazamientos de impuestos sin presentación de garantías a la normativa actual de las contribuciones a la Seguridad Social, también fueron reclamados por las asociaciones de autónomos. OTRAS MEDIAS. Entre el resto de medidas presentadas, destaca la reclamación de una revisión de la normativa laboral vigente para flexibilizar y reducir el coste del despido y la prolongación de la vida laboral, que reforzaría el sistema de pensiones y beneficiaría al sistema productivo aumentando su capital humano. Asimismo, los autónomos solicitan una reducción de las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social, en especial, de los sectores intensivos en manos de obra. El apoyo financiero a los proyectos de implantación en el exterior y a la internacional, también fueron reivindicadas por la patronal de las pymes.