Normalidad en la primera fase de las oposiciones al Cuerpo General Policía Canaria celebradas en las islas

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 9 (EUROPA PRESS)

Las pruebas para ocupar las primeras 50 plazas del Cuerpo General de la Policía Canaria se han desarrollado con total normalidad en las islas de Gran Canaria, Lanzarote, Tenerife y La Palma, según informó el Gobierno autonómico en nota de prensa.

Un total de 1.880 personas fueron convocadas hoy a participar en las pruebas de acceso para optar esta fuerza de seguridad autonómica, citadas por la Consejería de Presidencia, Justicia y Seguridad del Gobierno de Canarias en diciembre de 2008.

Tras la finalización de las pruebas, el tribunal calificador decidió anular de oficio dos preguntas del examen, al detectar fallos derivados del proceso de impresión.

El temario, que ha estado a disposición de los aspirantes desde el pasado mes de noviembre, constaba de 32 temas, de los que 20 están relacionados con la Constitución, el Estatuto de Autonomía, los derechos fundamentales y libertades, el Poder Judicial, las legislaciones estatal y autonómica en materia de seguridad, deontología policial, e instituciones de la Comunidad Autónoma.

Los 12 temas restantes estaban dirigidos al conocimiento del territorio, biodiversidad, población e informática, e Historia de Canarias, contenidos que se corresponden a los impartidos en Bachillerato y Formación de Grado Medio en la Comunidad Autónoma, y que supone la titulación mínima exigida para opositar al Cuerpo General de la Policía Canaria.

Asimismo, la prueba teórica incluyó una prueba de idioma obligatoria en inglés, y otra voluntaria, en el idioma alemán o francés, elegida por el aspirante.

SEGUNDA PARTE DE LA FASE DE OPOSICIÓN

La segunda parte de la fase de Oposición consistirá en una prueba de aptitud física, en la que los opositores deberán realizar el Test Cooper de resistencia aeróbica, salto horizontal y flexiones de brazo y una prueba de adaptación al medio acuático.

Finalmente, los aspirantes tendrán que realizar un prueba psicotécnica adecuada al perfil requerido para el ejercicio de las funciones policiales, y un reconocimiento médico dirigido a comprobar que no concurren en el opositor ninguna de las causas de exclusión.

Una vez hayan superado la fase de oposición, que se espera finalice en el próximo mes de septiembre, los aspirantes realizarán un curso de formación de 1.500 horas en la Academia Canaria de Seguridad, donde se impartirán contenidos relacionados muy directamente con la labor que van a desarrollar, entre ellos, derecho penal.

Los policías en prácticas que hayan superado esta formación serán adscritos a un puesto de trabajo para procurar su formación integral y el particular conocimiento de la estructura y funcionamiento de los servicios policiales, realizando un periodo de prácticas que tendrá una duración de 900 horas. Los aspirantes que no superen el curso de formación básica o el periodo de prácticas perderán el derecho a su nombramiento como funcionarios de carrera.

OTRAS 50 PLAZAS POR CONCURSO DE MÉRITOS

Al margen de esta convocatoria de 50 plazas por oposición libre, destinada a la escala básica de empleo de policía, el Gobierno de Canarias contempla en la Oferta de Empleo Público para este Cuerpo en 2009 otras 50 por concurso de méritos - pendiente aún de convocar-, dirigida a aquellos aspirantes que procedan de otros cuerpos y fuerzas de seguridad.

La implantación del Cuerpo General de la Policía Canaria se llevará a cabo en dos fases. En la primera, que se desarrollará en un periodo algo más amplio al inicialmente establecido (de tres a cinco años) debido a la actual situación económica, el Gobierno de Canarias creará una División de Recursos Operativos, compuesta por 300 efectivos especializados que apoyarán a las Policías Locales de Canarias, para posteriormente, en una segunda etapa, realizar el despliegue territorial de ese Cuerpo hasta llegar a los 1.700 efectivos en diez años, y que necesariamente deberá contar con la financiación del Estado tal como sucede en las otras comunidades autónomas que cuentan con policía autonómica como el País Vasco, Navarra o Cataluña.