UGT analiza hoy en una jornada los principales retos del futuro plan de igualdad en el Gobierno regional

Sólo un 24% de los cargos de responsabilidad del Ejecutivo autónomo corresponden a mujeres, pese a que representan el 60% de la plantilla

SANTANDER, 6 (EUROPA PRESS)

El consejero de Presidencia del Gobierno de Cantabria, José Vicente Mediavilla, y la secretaria general de UGT en Cantabria, María Jesús Cedrún, inaugurarán hoy en Santander una jornada técnica organizada por el sindicato sobre los principales retos del futuro plan de igualdad en la Administración regional, exigido por la Ley de Igualdad en todos los centros laborales con al menos 250 trabajadores.

Según el responsable regional de Administración Autonómica de la Federación de Servicios Públicos (FSP) de UGT, Felipe González Bello, la jornada, que contará con la presencia ya confirmada de cerca de medio centenar de empleados públicos, tiene como objetivo "describir cuál es la realidad de la igualdad en la Administración autónoma y precisar los asuntos prioritarios a incluir en el plan de igualdad".

En su opinión, el plan de igualdad en el Gobierno de Cantabria "tendrá que corregir muchos desequilibrios que hoy en día son más que evidentes, como por ejemplo el que existan muchas más mujeres en plantilla aunque no en los cargos de responsabilidad política o en las jefaturas de servicio, que en su gran mayoría corresponden a los hombres".

González destacó que el sindicato ha hecho "muchos esfuerzos en la negociación colectiva por corregir claras discriminaciones por sexo en los centros de trabajo del Gobierno de Cantabria", como el incrementar dos semanas los permisos por maternidad si parte de él es solicitado por el hombre o la compensación económica por la reducción de jornada por cuidado de hijo o familiar a cargo, aunque, afirmó, "todavía es insuficiente y el plan de igualdad tendrá que servir para ello".

El sindicalista recalcó que "uno de los principales retos del futuro" plan de igualdad en el Gobierno de Cantabria será regular "de manera adecuada" todo lo relacionado con la conciliación de la vida laboral y familiar, "que afecta tanto a hombres como a mujeres, pero sobre todo a ellas porque siguen siendo las que más se dedican a las responsabilidades familiares y las que más problemas tienen para compaginarlas con las profesionales". Otro asunto "prioritario" a incluir es el acoso por razón de sexo, señaló.

SON MÁS PERO MANDAN MENOS

Un informe elaborado por UGT, con estadísticas oficiales del Gobierno de Cantabria y del Instituto Cántabro de Estadística, confirma el predominio de las mujeres en la actual plantilla de la Administración autónoma gracias a un crecimiento incesante del empleo femenino en los últimos años que ha invertido la hasta ahora hegemonía del masculino.

De hecho, de las 128 nuevas plazas de la última oferta pública de empleo del Gobierno de Cantabria en 2008, 94, un 75% del total, correspondieron a mujeres, quienes, matizó González Bello, "incluso ahora ocupan puestos hasta hace poco exclusivos de los hombres o de clara tradición masculina en la Administración autónoma, como el de caminero o capataz de prácticos forestales".

El informe de UGT, sólo relativo a los 5.447 empleados públicos de la Administración regional, sin contabilizarse en él los del Servicio Cántabro de Salud y el personal docente, aclara que en la actualidad un 60% de la plantilla (3.283) son mujeres, porcentaje que se da tanto entre el personal funcionario como entre el laboral.

Además, y por primera vez desde el año pasado el empleo femenino predomina en los cinco grupos profesionales por los que se regula la plantilla del Ejecutivo autónomo de Cantabria, incluido el A, correspondiente a los titulados superiores, que era el único que se resistía a ello.

Pese a este predominio de empleadas públicas en el Gobierno de Cantabria sólo 17 ó 24% de los 69 cargos de responsabilidad política (direcciones, secretarías generales u organismos autónomos) corresponden a mujeres, poco más de un 39% en los casos de las jefaturas de servicio y subdirecciones, los escalones más altos de la jerarquía entre los funcionarios.

Entre los cargos de máxima responsabilidad por decisión política, el mayor desequilibrio por sexos se localiza en la Consejería de Obras Públicas y en la de Cultura, donde ninguna mujer ocupa una de las 26 direcciones generales, secretarías generales o de organismo autónomo registradas en ambos departamentos gubernamentales.

Las consejerías del Ejecutivo autónomo con mayor presencia femenina en sus máximos cargos de responsabilidad son la de Presidencia y Justicia, con cuatro de los siete existentes (un 57%) y la de Empleo y Bienestar Social, cuatro de nueve.

En lo relativo a las jefaturas de servicio o subdirecciones, destaca de nuevo la Consejería de Obras Públicas, donde de los 14 cargos existentes sólo uno está ocupado por una mujer, y la de Desarrollo Rural, con únicamente dos con titular femenina de un total de 20.

Por el contrario, de las 22 jefaturas de servicio o subdirecciones existentes en la Consejería de Empleo y Bienestar Social del Gobierno de Cantabria, 15 corresponden a mujeres.