Un millar de autónomos reclama ante el Congreso medidas urgentes anticrisis

  • Madrid, 26 mar (EFE).- Un millar de autónomos se congregó hoy a las puertas del Congreso de los Diputados para reclamar medidas urgentes que solucionen la "calamitosa" situación que viven por la crisis, en el transcurso de una tensa manifestación en la que un grupo de empresarios increpó a algunos diputados y periodistas.

Autónomos entregan 54 propuestas al Congreso para resolver su situación

Autónomos entregan 54 propuestas al Congreso para resolver su situación

Autónomos y pymes protestarán hoy por la crisis ante el Congreso

Autónomos y pymes protestarán hoy por la crisis ante el Congreso

Autónomos y pymes protestan por la crisis ante el Congreso

Autónomos y pymes protestan por la crisis ante el Congreso

Madrid, 26 mar (EFE).- Un millar de autónomos se congregó hoy a las puertas del Congreso de los Diputados para reclamar medidas urgentes que solucionen la "calamitosa" situación que viven por la crisis, en el transcurso de una tensa manifestación en la que un grupo de empresarios increpó a algunos diputados y periodistas.

Durante la concentración organizada por la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA), la Confederación Empresarial de la Pequeña y Mediana Empresa de Cataluña (PIMEC) y la patronal PIME Balears (PIMEB), los manifestantes pidieron a gritos la dimisión del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y exigieron que el crédito llegue a las empresas para que no tengan que cerrar.

Los manifestantes traspasaron el cordón policial que les retenía junto a la Plaza de Neptuno y subieron por la Carrera de San Jerónimo hasta situarse ante la puerta de la Cámara Baja, donde entregaron a representantes de todos los grupos políticos del Congreso un documento con medio centenar de propuestas.

Ante esta situación, el presidente de ATA, Lorenzo Amor, se vio obligado a pedir disculpas públicamente por lo que consideró una "mala organización" del acto.

El documento conjunto elaborado por los convocantes, que entregaron en mano a los diputados, contiene iniciativas para afrontar la crisis y crear un nuevo modelo competitivo.

Entre otras propuestas de financiación, los empresarios exigen la modificación de los plazos de pago de las liquidaciones tributarias y de la Seguridad Social en concordancia con los plazos de cobro habituales del mercado.

Además, y "mientras la economía española no registre tasas de crecimiento positivas", piden el establecimiento de líneas de aval del ICO suficientes y de aplicación "ágil", la reducción de los plazos de pago por parte de las administraciones públicas y la reforma de la Ley de morosidad.

En materia fiscal, los convocantes proponen la reducción de los tipos de IVA de ciertos productos y servicios básicos para incentivar el consumo y el establecimiento de una cuenta corriente tributaria que permita a las empresas compensar los ingresos con las devoluciones.

Amor aseguró que "la mitad del empresario español" se reunió en una concentración que pretendía ser pacífica y que, a pesar de los altercados, consideró un "éxito" porque "se han visto representados un millón y medio de empresarios", y porque, según afirmó, todos los partidos se comprometieron a estudiar sus propuestas.

Por su parte, el presidente de PIMEC, Josep González, aplaudió la decisión del Congreso de tramitar como Proyecto de Ley una serie de medidas urgentes para mantener el empleo y proteger a los desempleados, ya que "eso muestra que se están haciendo avances".

No obstante, los convocantes criticaron al Gobierno por haber llegado "tarde" con sus actuaciones, y no descartaron otras concentraciones.

Tal como habían anunciado, la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME), la Federación Española de Autónomos (CEAT), la Organización de Profesionales y Autónomos (OPA) y la Patronal Nacional de Empresarios Autónomos y microempresas (CONAE) no participaron en esta movilización.

De hecho, UPTA emitió un comunicado horas después, en el que afirmó que la imagen transmitida por los autónomos durante su concentración ante el Congreso fue "denigrante" para el colectivo.

La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos no comprende las razones que llevaron a otras organizaciones a convocar una manifestación en un momento en el que se mantienen las conversaciones "más intensas y satisfactorias con el Gobierno".