CSIT UP denuncia a Inspección de Trabajo las condiciones laborales de la residencia de ancianos de Arganda


MADRID|

El sindicato CSIT Unión Profesional ha presentado una denuncia ante la Inspección de Trabajo por las condiciones laborales de la residencia de ancianos de Arganda del Rey, en la que se detallan las "carencias" que tiene el centro para que su funcionamiento "recupere los niveles de calidad necesarios".

Así lo ha detallado CSIT Unión Profesional en un comunicado este martes. El presidente del comité de empresa de la residencia, Carlos Muñoz, ha detallado a Europa Press que a lo largo de esta mañana mantendría una reunión con el alcalde de Arganda del Rey, Guillermo Hita, para facilitarle documentación con las problemáticas de este centro.

El sindicato ha recordado que lleva "varios años" reclamando a la Consejería de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid una mayor contratación de personal para cubrir las necesidades asistenciales de la residencia y del centro de día, ambos centros públicos pertenecientes a la Agencia Madrileña de Atención Social (AMAS).

"Nadie ha tomado medidas que resuelvan el déficit estructural de personal y material que les vienen trasladando los profesionales del centro", ha explicado CSIT, lo que les ha llevado a presentar esta denuncia.

CSIT recuerda que la dirección de la residencia aseguró a principios de año que realizaría para mayo 18 contrataciones de auxiliar de enfermería por necesidades de servicio. En este sentido, el sindicato ha reiterado la necesidad de contrataciones permanentes o de al menos hacer extensivas las contrataciones "por necesidades de producción" a todas las categorías y turnos.

"A fecha de hoy se encuentran trabajando nueve de aquellas 18 auxiliares prometidas y ninguna de ellas en turno de noche", ha lamentado CSIT, que también ha contemplado en su denuncia "el peligro que conlleva que en los espacios donde se preparan los carros de comida se alcancen temperaturas superiores a los 50 grados".

También ha criticado "la pésima prestación de servicio de la empresa concesionaria de lavandería", y ha señalado que "los cambios de toallas textiles se están realizando cada 23 ó 15 días, cuando lo correcto es que se cambien dos veces por semana".

En julio se conoció que un trabajador de la residencia había denunciado ante Fiscalía la muerte de una anciana en el centro, lo que achacó a que es "imposible que haya un solo enfermero para 343 residentes". El consejero de Políticas Sociales y Familia, Carlos Izquierdo, achacó el suceso a un accidente y defendió que la actuación "fue ejemplar".