La Junta apoya 114 empleos de personas con discapacidad en empresas y amplía las ayudas un 47% tras quedarse "cortas"


VALLADOLID|

La Consejería de Empleo de Castilla y León ha apoyado la contratación de 114 personas con discapacidad en empresas ordinarias en lo que va de año tras ampliar las ayudas para este fin, dado que la convocatoria de subvenciones se quedó "corta" en este ejercicio.

Así lo ha señalado el consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo, durante su visita a la lavandería industrial de Ilunion ubicada en Valladolid, de la que ha destacado la "capacidad y prestigio" además de una demostración en el tiempo de su compromiso para un proyecto de creación de empleo para personas con discapacidad que ha puesto como ejemplo de experiencia de éxito que permite competir en el mercado con otras empresas.

En este contexto, Fernández Carriedo ha incidido en la necesidad, ahora que se comienza a recuperar el empleo, de evitar que nadie se quede "al margen" de la recuperación económica y ha añadido que ahora es cuando más se aprecia que hay personas con dificultad de acceso al empleo, por lo que ha abogado por una atención cada día más personalizada pero también por la adaptación para encontrar un trabajo.

Entre estos colectivos, ha recordado, se encuentran las personas con discapacidad, y ha destacado el apoyo de la Junta para lograr su incorporación al mercado laboral con medidas que se han desarrollado este año pero también con otras nuevas que se pondrán en marcha en 2017 para los centros especiales de empleo, por ejemplo.

A lo largo de 2016, ha precisado el consejero, se ha apoyado la contratación de personas con discapacidad en empresas ordinarias, pero la convocatoria, que contemplaba subvenciones por importe de 300.000 euros, se "quedó corta" y se ha ampliado un 47 por ciento, hasta los 441.636 euros.

Como resultado de ello, se ha subvencionado la contratación de 114 personas con discapacidad hasta la actualidad --con 3.907 euros cada contrato a jornada completa o la transformación en indefinidos de contratos temporales--, todo ello al margen de las medidas que se contemplan en apoyo a los centros especiales de empleo, ha señalado Fernández Carriedo.

El consejero ha asegurado que el "reto" es generar empleo y conseguir que se beneficien las personas y colectivos con especiales dificultades "para que nadie quede al margen de la recuperación económica", y de forma muy especial las personas con discapacidad.

Por eso, tras destacar el papel "excepcional" de la Fundación Once y de los centros especiales de empleo, ha hecho un llamamiento a las empresas ordinarias, a las que ha recordado que existen fórmulas para el apoyo a la contratación de personas con discapacidad y el próximo año habrá nuevas líneas, por ejemplo, para contratar también a personas que apoyen a los discapacitados, que se suman a las de adaptación de puestos de trabajo --901 euros con el límite de la inversión realizada--.

El consejero de Empleo ha asegurado que las personas con discapacidad que se contratan superan todas las expectativas iniciales y las empresas hacen un balance "muy positivo".

VISITA A ILUNION

El consejero se ha expresado así durante su visita a las instalaciones de la planta de lavandería industrial de Ilunion, que realizan en Valladolid la limpieza de más de 15 toneladas diarias de ropa para distintos hospitales, hoteles y residencias de la Comunidad.

La lavandería, ubicada en el Polígono de Argales, es un Centro Especial de Empleo (CEE) que da trabajo a 82 trabajadores, 76 de ellos con discapacidad, que suponen el 92,6 por ciento de la plantilla.

Ilunion, grupo de empresas sociales de la ONCE, cuenta en Castilla y León con una plantilla de 1.299 trabajadores de los que más de 500 son personas con algún tipo de discapacidad. El grupo cuenta en la Comunidad con 40 centros de trabajo de los cuales 22 son Centros Especiales de Empleo.

El grupo ha recibido apoyo de la Junta en 2016 para el empleo con discapacidad en empresas ordinarias por 120.620 euros. Además, se han financiado con 1.542.684 euros los costes laborales en centros especiales de empleo y con 124.125 euros las unidades de apoyo para los trabajadores con discapacidad.