Caldera dice que muchos de los despidos en España son consecuencia de un modelo laboral "muy flexible"

Dice que la actuación de Villalonga en Telefónica merecía un análisis por parte de la Justicia, pero que no se hizo porque gobernaba el PP

OVIEDO, 25 (EUROPA PRESS)

El secretario de Ideas y Programas del PSOE y responsable de la Fundación Ideas, Jesús Caldera, se refirió hoy al incremento del desempleo en España y dijo que muchos de los despidos que se están produciendo en el actual contexto de crisis se deben a una legislación laboral "muy flexible" y permite a las empresas destruir empleo "a la primera de cambio".

Caldera, que realizó estas manifestaciones en su intervención en la convención municipal que celebró hoy la Federación Socialista Asturiana (FSA)-PSOE, se opuso así radicalmente a cualquier reforma del mercado laboral que busque flexibilizarlo más.

De hecho, señaló que los datos demuestran que la mayoría de los despidos que se están produciendo corresponden a trabajos temporales y "desprotegidos". Así, explicó que, si saliese adelante la propuesta de la CEOE de hacer un contrato único con ocho días de despido, "habría muchos más despidos". Caldera considera que todo modelo flexible favorece la destrucción de empleo y que por eso se destruye más en España que en otros países europeos.

A juicio de Caldera, lo que ha de hacerse para salir de la crisis es recuperar como "único" el contrato estable, y dejar los temporales sólo para excepciones. Señaló que las políticas de los socialistas van en ese sentido y que, por eso, la tasa de temporalidad "ha bajado notablemente". El único camino, según Caldera, es favorecer los empleos estables porque un trabajador fijo "aporta más".

Acusó al PP y a las organizaciones empresariales de apostar por un despido "libre, gratis y sin trámites", algo que, según Caldera, no se puede consentir. "Sé que lo vamos a pasar mal, pero no vamos a permitir que quieran desmontar el modelo de protección social y dejar al empleo sin ningún tipo de protección", comentó.

Además, se refirió a una posible creación de una renta de protección social dirigida a los desempleados. "Si hay que hacerla lo haremos, al igual que si hay que utilizar más recursos públicos".

Así, Caldera también rechazó las intenciones del PP de rebajar los impuestos. El ex ministro de Trabajo comentó que no se pueden mantener las políticas sociales sin recursos y que el PP sólo persigue el mismo "individualismo" que ha originado la crisis económica. "Esta no es una crisis económica, es una crisis ideológica", afirmó.

El responsable socialista se mostró partidario de dedicar gasto público para hacer frente a la crisis, "cueste el déficit que cueste, ya lo arreglaremos después".

Caldera llegó a remontarse a la época en la que el jefe del Ejecutivo era José María Aznar y dijo que entonces se producían caso como la privatización de Telefónica, compañía de la que su ex presidente, Juan Villalonga, "se fue con más de 18 millones de euros". Según Caldera aquello hubiese exigido un "análisis sosegado" por parte de la Justicia española. "Pero nadie lo hizo, gobernaban ellos".

Acusó a la derecha política de contaminar a la sociedad española del "virus" de la insolidaridad, del egoísmo o la ganancia sin límite alguno.