Campa admite que se siente "cómodo" con la propuesta de reforma laboral de los '100 economistas'

Cree que el incremento de los salarios no es "consistente" en una situación en la que la economía cae

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

El nuevo secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, admitió hoy que se siente "cómodo" con la propuesta de reforma del mercado laboral del manifiesto de los '100 economistas' que él mismo firmó antes de ser nombrado 'número dos' del Ministerio de Economía.

Así lo puso de manifiesto Campa en la que ha sido su primera rueda de prensa como secretario de Estado para valorar los datos de Contabilidad Nacional correspondientes al primer trimestre (-3% en tasa interanual), donde aseguró también que el Gobierno estaría "contento" si se acordara dicha reforma en el seno del diálogo social.

Campa, que sustituye en la Secretaría de Estado a David Vegara, señaló que la reforma laboral es una de las iniciativas que están "encima de la mesa" y que, por tanto, deberían introducirse en el debate con los agentes sociales.

Sin embargo, preguntado por la modalidad de contrato único que se proponía en dicho texto, Campa no quiso posicionarse y se limitó a decir que los economistas firmantes apoyaron el conjunto de iniciativas que contemplaba el texto y no una en concreto, con la finalidad de establecer unas ideas y sugerencias que pudieran introducirse en el diálogo social.

Campa recordó que los agentes sociales tienen que desempeñar un papel importante en cualquier discusión sobre la actividad económica y, sobre todo, en todos los aspectos relacionados con el mercado laboral. "Tienen la obligación pero, sobre todo, el derecho de proponer cosas y participar activamente en cualquier discusión sobre este debate", añadió.

Admitió que el desempleo es "claramente" el aspecto "más gravoso" de la crisis económica, lo que pone de manifiesto la necesidad de acometer reformas estructurales para el desarrollo de la economía y para elaborar un modelo económico que permita al país crecer de forma sostenible en el futuro. "Es nuestro objetivo principal", indicó.

En este sentido, recordó que la elasticidad del empleo es una característica propia de la economía española, que hace que el paro crezca más en España que en otros países, aunque la caída del PIB sea menor, de la misma forma que hace que el empleo crezca menos en las épocas en las que la actividad española crece por encima de la media europea.

"Es una característica de la economía española en la que hay que trabajar", señaló Campa, quien apostó por acometer reformas que garanticen que, en el futuro, se pueda solventar mejor los problemas del desempleo.

Preguntado por la posibilidad de que el presidente del Gobierno esté "secuestrado" por los sindicatos españoles tal y como ayer denunció CiU, Campa rechazó esta posibilidad, defendió la labor que desempeñan las fuerzas sindicales en España y aseguró que trabajan para defender los intereses generales de la sociedad. "No creo que esté secuestrado ni por los sindicatos ni por nadie", aseveró.

NEGOCIACIÓN COLECTIVA.

Sobre la negociación colectiva y el incremento salarial, Campa consideró "importante" que los ciudadanos tengan capacidad de consumo en todas las circunstancias, pero aseguró que la mejora de la capacidad adquisitiva de los trabajadores no parece "consistente" en un momento en el que la actividad económica cae.

Sin embargo, recordó que la negociación colectiva es una actividad "bilateral" entre empresarios y sindicato y que así debe seguir siéndolo en el futuro, y se mostró convencido de que ambos agentes tendrán capacidad para buscar una solución para el conjunto de la sociedad española.