CCOO denuncia que el General despide a trabajadoras en bolsa y deja arbitrariamente a la mujer de Castellano

VALENCIA, 05 (EUROPA PRESS)

La sección sindical de CCOO-PV en el Hospital General de Valencia denunció hoy en un comunicado el cese "discriminatorio" e "irregular" de dos trabajadoras del centro sanitario para "favorecer" la conservación del puesto de trabajo de la mujer del conseller de Gobernación, Serafín Castellano.

Según el sindicato, las dos trabajadoras, que desempeñaban funciones de auxiliar administrativo, con contrato de interinidad, "han sido cesadas en sus funciones al reincorporarse a sus puestos los propietarios de la plaza tras una excedencia". En esta línea, añadió que la argumentación de la empresa es que se ha cesado a las personas con "menor nota" en la bolsa.

Hasta ahí, señaló que el procedimiento es "el habitual y el pertinente para estas circunstancias". No obstante, subrayó que "si se compara la situación con la de otra de las compañeras, se produce un importante agravio comparativo, pues esta compañera, que es casualmente la mujer de Serafín Castellano, permanece en su puesto de trabajo, también de auxiliar administrativo, a pesar de no constar en ninguna bolsa".

De acuerdo con CCOO PV, en el Hospital General las bolsas de empleo se forman "con los opositores que mejores exámenes han realizado y que no han podido obtener un puesto fijo de trabajo". El sindicato se congratuló de que, "en términos generales, las bolsas tienen un alto índice de cumplimiento y una buena gestión".

Por ello, consideró el criterio de selección del personal en relación con la indicada contratación como "arbitrario e impertinente, pues el proceder más adecuado sería aquel en el que las personas de la bolsa tuvieran prioridad laboral frente a aquellos que no han superado ningún tipo de examen o ejercicio de oposición".

El sindicato indicó que, en este caso, "la compañera, por ser esposa de un personaje público, conserva su puesto de trabajo en perjuicio de otras profesionales que sí han pasado por una serie de exámenes y se han ganado un puesto en la bolsa, aunque sean las de menor nota".

CCOO denunció una situación que, según sostuvo, "vulnera los derechos de las personas que forman parte de la bolsa de empleo" y abogó por un proceso de selección de personal "justo y equitativo en el que para permanecer en un puesto de trabajo no entren a valorarse los méritos familiares, sino las capacidades profesionales". Asimismo, solicitó a la dirección del Consorcio que empiece a gestionar los recursos públicos "dejando de lado sus propios intereses".