Condenados a seis meses sin empleo y 5.000 euros de multa dos agentes que por dinero hacían tramitaciones irregulares

PONTEVEDRA, 14 (EUROPA PRESS)

La Audiencia Provincial de Pontevedra suspendió de empleo durante seis meses a dos funcionarios de la Jefatura Provincial de Tráfico en Pontevedra que se dejaron sobornar y, a cambio de determinadas cantidades de dinero, tramitaban de forma irregular los expedientes que pasaban por sus manos.

Así, los agentes, que reconocieron los hechos, fueron condenados a suspensión de cargo público por seis meses y sendas multas de 5.000 euros, mientras que dos empresarios fueron condenados a multas de 3.400 euros por abreviar la tramitación de expedientes y evitar la presentación de documentos.

En la sentencia, a la que se llegó por conformidad de los acusados, el magistrado de la Sección Segunda José Juan Barreiro Prado concluye que los agentes J.A.S.C. y J.M.C.C. realizaban de común acuerdo y, al menos desde principios de 2007, matriculaciones, transferencias, altas, bajas y otros trámites de vehículos a motor "sin exigir" los documentos necesarios e imprescindibles.

De este modo, los también procesados y condenados A.B.B., de la empresa Autos Abeijón S.L y J.M.V.F., propietario de Talleres Salnés, conseguían abreviar la tramitación de expedientes y evitar la presentación de documentos como certificados de ITV o justificante de pago del impuesto municipal.

Los empresarios entregaban la documentación a J.M.C.C., que se la pasaba a su compañero J.A.S.C., quien estaba destinado en la tramitación de esos expediente en la Jefatura de Tráfico, y hacía los trámites de forma muy rápida y sin exigir, en muchas ocasiones, la documentación necesaria.

La sentencia señala que se desconoce el número exacto de tramitaciones, pero precisa que no bajaron de 43, según detectó la investigación realizada por la Guardia Civil, y en todos los casos los agentes recibían y se repartían cantidades superiores a los 40 euros.