Córdoba.- Cruz Roja incrementó casi en un 50 por ciento la ayuda a asentamientos de inmigrantes, sobre todo de rumanos

CÓRDOBA, 10 (EUROPA PRESS) Cruz Roja Española prestó apoyo social a lo largo del pasado año en distintos asentamientos de inmigrantes de la provincia cordobesa a un total de 872 personas, lo que supone un incremento del 48,5 por ciento respecto a las 587 atendidas en 2007, siendo en 2008 la nacionalidad predominante la rumana (83 por ciento del total). En concreto, según informó la organización humanitaria en un comunicado, durante 2008, el voluntariado de Cruz Roja realizó 114 salidas a 40 campamentos diferentes, repartidos entre la localidades cordobesas de Montoro, Lucena, Adamuz, Santaella, La Carlota, La Rambla, Priego de Córdoba, Aguilar de la Frontera, Montemayor y Puente Genil. En estas actuaciones en los asentamientos, Cruz Roja ofrece una atención socio-sanitaria a los inmigrantes (se tramitaron 312 tarjetas sanitarias el pasado año) y se favorece su acercamiento a los recursos sociales normalizados, al tiempo que se les reparte material de emergencia. Entre dicho material de ayuda se incluyen mantas, sacos de dormir, 'kits' de higiene familiar e individual, productos materno-infantiles (como pañales, biberones, baberos, crema, champú o gel), además de bolsas de basura, ollas o garrafas de agua. Asimismo, el personal de la organización reparte, en sus visitas a estos campamentos, diversos alimentos no perecederos, como puede ser pasta, harina o leche en polvo. Mayoritariamente, los asentamientos de inmigrantes de la provincia están integrados por población rumana, y prueba de ello es que el 83 por ciento de las personas atendidas por Cruz Roja en 2008 eran de esta nacionalidad, mientras el 14 por ciento eran marroquíes y sólo un 3 por ciento argelinos. En cuanto a la distribución por sexos, el porcentaje es de seis hombres por cada cuatro mujeres, y la franja de edad predominante la comprendida entre los 18 y 34 años, que aglutina a un 48 por ciento de los extranjeros a los que Cruz Roja prestó su apoyo. Este trabajo en los asentamientos es sólo uno de los diversos proyectos que desarrolla la entidad dentro de su programa de atención a inmigrantes, cuyo objetivo general es hacer frente a las causas generadoras de vulnerabilidad en la población extranjera, al tiempo que se le proporciona toda la ayuda necesaria para llevar una vida digna y lograr su plena integración en la sociedad de acogida. Entre otros servicios y recursos, Cruz Roja Española cuenta en la provincia con un centro de migraciones en Puente Genil, otro de primera acogida y albergue para temporeros inmigrantes en Baena, un centro de encuentro y estancia diurna en Palma del Río, oficinas de atención social en una decena de municipios, ayudas para facilitar la reagrupación familiar y el retorno voluntario, y clases de castellano en Puente Genil, Baena y Palma del Río.